SINDICATO MUNICIPAL INTERVENIDO

Por serias irregularidades en el gremio, a raíz de la presentación efectuada por Sergio Antón y María José Peteira (Frente Gremial Municipal), patrocinados por Gustavo Sanz, el Juzgado Federal de Quilmes, ordenó a la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses (FESIMUBO) que nombrara un delegado normalizador:  Víctor González, secretario gremial de la entidad madre, que está acompañado por el contador auditor Jorge Presacco que durarán en sus cargos 90 días.

Como lógica consecuencia, Pablo Salvo y los miembros del sindicato intervenido están suspendidos de actuar en el mismo.

La situación judicial del Sindicato de Trabajadores Municipales de Morón registra 4 juicios con varios años de antigüedad.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.