¿PARA CUÁNDO LA VEREDA DE BALBÍN?

instantanea-1-15-10-2016-03-00-p-m

Cuando se construyó el Instituto Lourdes y en su momento la escuela 87 (hoy 13), la calle Balbín, que es su principal y único acceso, constituían la forma de llegar para los que venían a las “quintas” de la zona.

Hace unos años las quintas se fueron vendiendo y subdividiendo (lo que pasó con los terrenos de Leloir el siglo pasado) y donde había una “quinta” hoy hay un barrio cerrado con un montón de familias viviendo allí, incrementándose el tránsito vehicular de manera muy considerable y sin planificación alguna.

Pocos se oponen a la construcción de barrios cerrados en Ituzaingó, porque es cierto que hace falta incrementar los ingresos por tasas de servicios generales y no se disponen de muchos espacios libres, pero este es el momento en que un gobierno municipal que se llama “peronista” debería haber aprovechado para pedirle a los vecinos frentistas que hicieran sus veredas, para lo cual seguramente habría que entubar primero.

Nada de esto se hizo, se dejó -graciosamente o no- que los emprendimientos inmobiliarios florecieran y hoy los alumnos del Instituto Lourdes, la Escuela nº 13 y la Secundaria 8, son los que se tienen que joder porque no hay por donde circular que no sea la calle Balbín, en medio de colectivos y autos a granel.

Como vecinos, contribuyentes y ciudadanos confiamos en que nuestros gobernantes sean los que se encarguen de tener en cuenta estos detalles fundamentales para ayudar a la convivencia diaria, y no dejar que los alumnos-peatones y sus padres aumenten la diferencia y el resentimiento hacia los que con mayor poder adquisitivo pueden circular en auto y por consiguiente con mayor seguridad cuando salen de la escuela.

Son unas pocas cuadras que habría que entubar y hacer la vereda correspondiente.

Era al propietario de cada uno de estos barrios cerrados a los que les tendrían que haber pedido que entubaran su frente de 10 o 20 metros e hicieran su vereda.

¿Era mucho pedir? ¿O tal vez le habrán pedido otras cosas que habrán ido a otros destinos?

 

Daniel J. Galst

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.