CONCESIONARIO YAMAHA TERMINA MAL EL 2016

El 31 de diciembre por la madrugada sonaron las alarmas en el local de Yamaha en la colectora Gaona en nuestro distrito.

Enterado el encargado del local se dirigió al lugar y comprobó que habían forzado la entrada y se habían llevado repuestos de la marca y algo de plata en efectivo.

De inmediato se llamó a la Policía y a la Sala de Situación de la Municipalidad de Ituzaingó y un rato después se hicieron presentes varios agentes de la Policía Local.

Charlando con el encargado del local nos dijo: “Cuando entré en el negocio lo viví como una violación, el hecho de que estos tipos hayan entrado y tuvieran tiempo de hacer lo que quisieron”, relativizando el tema de los daños materiales que no fueron muy importantes y de los que seguramente se hace cargo el seguro.

El concesionario de Yamaha había sido robado hace 10 años, a días de su inauguración, y en esa oportunidad lo sustraído fueron dos cuatriciclos.

“Evidentemente estos chorros sabían lo que hacían porque entraron por el vivero de al lado desde donde era difícil que fueran captados por las cámaras de vigilancia que tenemos, algunas de las cuales fueron eliminadas y destruidas”, terminaba contándonos el encargado.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.