WALTER ELIAS ORGANIZÓ EL ACTO DE ALBERTO FERNANDEZ

Con la consigna “quiero que nos animemos para preservar todo lo bueno que ha pasado y también a corregir los errores”, Alberto Fernández presentó en un plenario con 600 dirigentes políticos de toda la provincia de Buenos Aires su espacio político PAR.T.E. (Partido del Trabajo y la Equidad) en el salón del Círculo Trovador de Vicente López el 24 de mayo de 2012.

Alberto Fernández se presentó en la mesa de la Junta Promotora junto a Walter Elías, Silvia Vázquez, Martín Bartol y Juan Carlos Lorges, aunque en las primeras filas pudimos ver a muchos dirigentes como los concejales de Campana Katty Altimari, de Moreno Claudia Aseff y Victor Jiménez , de Malvinas Argentinas Daniel Costilla, de Merlo Mario Nazra, de Marcos Paz Carlos Albertella,  de Ituzaingo Julio Díaz, de San Miguel Enrique Tronceda,de Esteban Echeverría Graciela Beatriz Santos, la ex Diputada Pcial. Liliana Rosa Di Leo, el dirigente Platense y ex asesor de gabinete en la gobernación de Felipe Sola Daniel Navas, el apoderado del nuevo partido Dr. Juan Maida, la directora del Banco Ciudad Marta Talotti, una de las reconocidas como primeras “albertistas puras”. Etc.

Como anfitrión Martín Bartol manifestó su profunda satisfacción que se haya elegido un distrito como Vicente López para el lanzamiento de esta fuerza que seguramente va a tener un protagonismo muy importante en los próximos años y “que sea el compañero Alberto Fernández que fue una pieza fundamental para el país a partir de 2003”.

A continuación la concejal Katty Altimari leyó un documento en el cual resalta: “nos hemos reunido para dar nacimiento a un nuevo espacio político que recupere las bases fundacionales que permitieron renacer a la Argentina tras la enorme crisis en la que quedó sumida en las postrimerías del año 2001”.

La diputada (mandato cumplido) Silvia Vázquez de reconocido origen radical fue la siguiente oradora: “todos los problemas de la Argentina no son tan graves como los pintan. No hay ni un país idílico de un lado ni un país demonizado del otro lado. Hay un país de carne y hueso como el que construimos todos nosotros. Si algo necesitamos son 50 PATRIOTAS QUE AMEMOS REALMENTE NUESTRO PAÍS. 50 patriotas y lo arreglamos”.

El referente de la 1ª Sección Electoral y concejal de Ituzaingó Walter Elías, quien por primera vez en su larga trayectoria política leyó un discurso, recomendó expresamente: “No expongamos innecesariamente a nuestros jóvenes a peleas y enfrentamientos que pueden ser resueltos con el diálogo y la política y debemos entender que cuando uno es joven tiene el derecho y la necesidad de ser revolucionario y cuando uno es más grande y tiene una familia que sostener y otros dependen de nosotros laboralmente, socialmente o afectivamente tenemos la obligación de cuidar la democracia, la paz la armonía y la coherencia para no despertar ese origen belicoso que todos los argentinos tenemos por naturaleza y está demostrado si miramos la historia desde el nacimiento de la patria hasta nuestros días. Cuidemos a nuestros jóvenes que es cuidar nuestro propio futuro. No solo cuidémoslo de los enfrentamientos innecesarios sino también de uno de sus mayores enemigos que son el narcotráfico y la falta de oportunidades”.

Antecediendo y por qué no presentando a su amigo Alberto Fernández Juan Carlos Lorges entusiasmó a la concurrencia: “Alguien dijo que el peronismo es el hecho maldito de la política argentina. No está mal que digan que Alberto Fernández es uno de los hechos malditos del kirchnerismo. En todo caso es uno de los hechos malditos que han hecho su aporte como Moyano, Scioli, sin hacer juicio de valor. Es lo que se aportó para llegar a lo que se llegó. Alberto Fernández es la síntesis de lo que un grupo de compañeros soñamos que fuese el kirchnerismo que con Néstor vimos que se estaba concretando y que de a poco se fue diluyendo”.

Lo que todos estaban esperando, el líder que los entusiasmara, alguien atrás de quien alinearse para ser una alternativa para luchar por un país mejor, Alberto Fernández comenzó así: “La verdad que estoy muy contento de estar aquí. Esto es mérito de los compañeros de la pcia. De Bs. As. Que están alrededor mío. Más que nada he tenido una enorme suerte de cruzarme con estos compañeros. Hoy no es un día cualquiera. A esta hora hace 9 años estaba llegando a la casa de Néstor para ir a comer con él en su último día como hombre común. Al día siguiente él iba a ser el presidente de la Argentina y yo su jefe de gabinete”.

Este hombre que hace política desde los 14 años también explicó porque renunció a su cargo: “Ese coraje que le vi a Kirchner cuando lo acompañaba a Baradero y éramos 80 y lo llevaba a la ciudad y hacíamos actos de 100 compañeros, al interior de la pcia. Y nos recibían 30 compañeros y nos preguntaban quién ese este tipo. Así Kirchner me enseñó qué es lo que hay que tener para dar vuelta la página de la historia: DECISION, VOLUNTAD Y VOCACION. También me enseñó que esto siempre van acompañado de valores que no se quiebran. Estos valores me permitieron decirle a Néstor hasta donde lo pude acompañar”.

“No soy un improvisado no soy alguien que llegó a último momento y que se benefició con el poder y que lucró en las oficinas públicas. Soy alguien que tuvo el mismo sueño que Kirchner tuvo: un país que integre, con justicia, con memoria, sin impunidad, que no expulse a argentinos. Y durante 4 años esas cosas la hicimos. Cuando todos nos decían que no había forma de salir de la deuda, Kirchner tuvo el coraje de decir que le pagábamos al Fondo y nos independizábamos de él”, continuaba en la difícil tarea de hacer que estos 600 dirigentes, muchos de los cuales fueron engañados, vapuleados y maltratados por hombres que lo único que querían era valerse de la política para su propio beneficio. De a poco el salón del Círculo Trovador se fue tomando temperatura y el responsable era este hombre que le decía a esos dirigentes que él seguía creyendo en la política como herramienta del cambio.

Para los que le preguntan por los acuerdos fue taxativo: “No soy de los que creen que podría hacer un acuerdo con Macri o Francisco De Narváez. NO CREO que el país pueda mejorar haciéndose conservador. Nosotros pensamos que la riqueza hay que distribuirla entre todos. De la crisis fiscal se sale con racionalidad. No es verdad que por ser progresista hay que convertirse en un estúpido que pierde el sentido común. El progresismo nuestro es preocuparnos de los precios que no paran de subir, detectar las causas. El problema se resuelve enfrentándolo y abordando soluciones. Estas son las cosas que estamos reclamando. No quiero que me digan a mi cómo es esta historia nueva del progresismo”.

También habló del vicepresidente Boudou: “Es muy difícil plantear estas cosas en el seno del espacio que yo fui parte fundadora. Allí eso se ha convertido en un espacio donde todos desobedecemos aunque en voz baja nos preguntamos qué estamos haciendo. Ese espacio que nos ha llevado a avalar la conducta de un vicepresidente sobre el que pesan más de 50 causas penales. En la política tengo compañeros, no tengo cómplices. Por eso no me voy a callar”.

Y para terminar: “Quiero decirles a todos uds.  que estoy orgulloso de estos compañeros que me están acompañando: gente de los movimientos sociales, concejales, diputados. Muchos me preguntaban qué dirigentes están en el acto. No me preocupan los dirigentes. ES LA HORA DE LA GENTE. Es hora de despertarnos, no para obstruir, sino para no salirnos de la senda. Como dice el Martín Fierro: No digo esto para mal de nadies, sino para el bien de todos. Y no me importa de donde venimos, me importa saber adonde vamos”.

VER TODOS LOS DISCURSOSACÁ

 

 

 

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.