UN RENDICION DE CUENTAS CONVALIDADA POR EL FPV, EL PRO, NUEVO ENCUENTRO Y EX EDILES DE SABBATELLA

El pasado miércoles se llevó a cabo la sesión del Concejo Deliberante por la cual se trató la rendición de cuentas del Ejecutivo Municipal y del Deliberativo local, correspondiente al período 2014.
En dicho marco los concejales del Frente Renovador de Ituzaingó votaron de manera negativa, no obstante el expediente se aprobó gracias a los votos oficialistas y de los concejales de los bloques Nuevo Encuentro, Pro y los ex ediles de Sabbatella.
El concejal Roberto Rocha, que votó en forma negativa la Rendición de Cuentas, señaló : “Existe un déficit crónico, es decir, que se gasta más de lo que se recauda. Esto aumenta cada año que pasa. Es decir, estamos frente a una gestión ineficiente, consecuencia de esto es que se recauda mal y se gasta peor”.
“Además en Ituzaingó hay una mala gestión municipal sobre el cobro de las tasas municipales. En el año 2014 debían recaudar $201 millones pero recaudó solo $128milloes, lo que significa un déficit de recaudación de $73 millones”, dijo Roberto Rocha.
Otro de los temas que resaltó Rocha sobre la rendición de cuentas tiene que ver con el desvío de fondos afectados “el uso indebido de estos últimos 49 millones de pesos significó un desvío de su destino legal y original, que es mayoritariamente salud, educación e infraestructura. Desviar esos fondos a otros fines, significa que no se hizo el jardín, no se ejecutó el plan de salud o no se construyó una o más obras públicas”.
Roberto Rocha también hizo referencia al desvío de fondos de un empréstito con el Banco Provincia, “en el año 2012 se tomó un préstamo con el Banco Provincia por 25 millones de pesos, del cual se contrató para obras de infraestructura, no obstante hasta el año 2014 sólo se aplicaron a su fin específico 1 millón de pesos. Por lo tanto en el banco deberían estar los otros 24 millones restantes, pero resulta que sólo hay 1,3 millones de pesos, lo que significa que se desviaron los 22,7 millones de pesos restantes a otros fines”.
“Por todos estos desequilibrios combinados, que son financieros, económicos y patrimoniales, puedo asegurar que la administración municipal se encuentra inmersa en una profunda crisis estructural. El Intendente de Ituzaingó debe más de 100 millones de pesos y eso los sufrimos todos los vecinos del distrito”, concluyó Roberto Rocha.

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.