“SIEMPRE VOY A ESPERAR QUE VUELVAN MI PADRE Y MI HERMANA SONIA”

Desde el Municipio de Ituzaingó, acompañamos ayer a los familiares de nuestros vecinos desaparecidos de Ituzaingó en sus Testimonios en el Juicio por Brigada de San Justo:

“Mi madre se arrodilló y les rogó, señor por favor déjeme acompañar a mi hija; lo traen a mi padre y le dicen, Señor calmela, Tranquilicela o también nos la vamos a llevar a ella. No tuvo opción, si no fuera por eso, decía mi madre, yo no estaría acá, ustedes estarían huérfanos y buscando a Heydi porque habría sido apropiada, todo siempre puede ser peor…

Aún hoy con mis 48 años, Siempre voy a esperar el regreso de mi padre y de mi hermana.

La sala 17 de octubre, cuyos cimientos edifico mi padre junto a sus vecinos, y que fue el 6° hijo de mi madre Elena Greus, hoy la coordina mi hermana Heydi, la que estaba en el vientre de mi madre aquella noche , y para mí es muy importante que sea mi hermana menor referente de ese lugar emblemático,  quien se crió tratando de interpretar lo que nos pasó cómo familia, ella también rezaba por la vuelta de su Papá y su hermana Sonia”.

(Valiente e impecable testimonio de Herman Von Schmeling, Hijo y Hermano de Herman y Sonia Von Schmeling, tenía 7 años al momento de su secuestro).

“Yo nací en una familia bien constituida, católica practicante, el 19 de septiembre de 1977 todo lo que estoy contando se destruyó, yo tenía 10 años en ese momento. Mi madre hace una semana me dijo que todavía los espera.

Cuando se llevan a mis hermanos, pasados unos días yo volví al colegio, juntaba unas flores silvestres de color violeta, las juntaba para llegar a casa y dárselas a mis hermanos”.

(Testimonio de Marcela Fernández, hermana de Jorge y Alejandro Fernández, militantes de la UES, vecinos de Ituzaingó que se encuentran Desaparecidos.)

“Mi madre junto a Nora cortiñas empezaron a buscar a sus hijos junto a las madres de Plaza de Mayo.

Entre tantas marchas en Plaza de Mayo, nos acorralaron en las puertas de la catedral con los caballos, y desde adentro nos sacaron a empujones los curas. Ese día fue el renunciamiento a esa pudredumbre que es la iglesia, si veo un cura lo escupo.

En esa época la referencia eran los hermanos mayores, uno mira siempre al hermano mayor para poder crecer.

Yo no tuve adolescencia, salí a buscar, buscar a los que estaban faltando”

(Testimonio de Gabriel Fernández, hermano de Jorge y Alejandro Fernández, presenció su secuestro teniendo 14 años).

“Me culpe muchas veces por estar viva, muchas veces pensé: porqué me dejaron viva a mi, si mis compañeros No están?”.

(Cerró la 4° audiencia testimonial Adriana Martín, ex- detenida de la brigada de San Justo).

 

Fotos: Laly,  de Asociación Seré por la memoria y la vida.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.