SIEMPRE ITUZAINGÓ

Podría inventar que muchas veces me tentaron; no tiene sentido ninguno.

Cierto es que escuché a decenas de ellos hablarle a mis vecinos acerca de lo que había que cambiar en nuestro Ituzaingó… mi trabajo de periodista se presta para eso también.

Tal vez tampoco me sentí seducido por ninguna de las propuestas que desde 1995 que somos municipio autónomo se presentaron en las 11 elecciones para concejales o intendente en nuestro distrito.

Dicen algunos que “si uno no aporta una solución, entonces forma parte del problema”.

Tal vez por eso, a lo mejor por el tremendo desgaste de los que nos gobiernan desde 1995, o por ahí por la inconsistencia de la mayoría de los “opositores” o “lo vendido” de otros es que decidí afiliarme a un partido político vecinalista.

A lo mejor usted piense que el periodismo es  incompatible con una militancia política, sobre todo en un pueblo chico como el nuestro.

Estaría en todo su derecho  pensar que a partir de este momento mi pluma va a estar teñida de las ideas políticas del partido en cuestión. ¡Y tiene usted razón!

Porque en estos 25 años como director de La Voz de Ituzaingó no hice ninguna otra cosa que ponerme de su lado, porque ustedes y yo primero tenemos eso en común: SOMOS VECINOS.

Si quiere puede usted pensar que me tomé todo este tiempo para aprender –y ya lo creo que me lo enseñaron ustedes- ¿qué es lo que hay que hacer para mejorar la calidad de vida en este pueblo?

Lo cierto es que La Voz de Ituzaingó seguirá estando abierta para todos los vecinos de buena leche que quieran expresarse sin importarnos las diferencias, sino más bien teniendo en cuenta las coincidencias que como habitantes de esta tierra tenemos.

Las bodas de plata de nuestra editorial son una muy buena oportunidad para proponernos este desafío: el de seguir siendo LA VOZ DE ITUZAINGÓ, LA VOZ DE TODOS.

Porque para nosotros la prioridad fue y será SIEMPRE ITUZAINGO.

Daniel Jorge Galst, director de LA VOZ DE ITUZAINGÓ

1 comentario

    • Juan Carlos en marzo 23, 2017 a las 17:27
    • Responder

    Vamos todavía genio¡¡¡¡¡¡¡¡¡

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.