¿QUÉ PASA CON VILLALONGA?

El 10 de octubre  tuvo que venir una ambulancia al pasaje Villalonga frente al nuevo Palacio Municipal para auxiliar a un viejito que “había metido la pata” en la canaleta de desagüe antes que se hubieran soldado las rejillas. Pero el problema de Villalonga, mejor dicho de los frentistas del pasaje es que hace casi 18 meses que están en obra y se les complica mucho atender al poco público que se anima a circular por allí. Para colmo habían hecho una hermosa vereda y por culpa de Edenor (¿cuánto más nos vamos a dejar joder por esta empresa?) hubo que romperla para pasar el cableado aéreo que pasará a ser subterráneo como corresponde.

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.