PIERDEN LA CASA EN INCENDIO. NECESITAN AYUDA

Dos chicos de 30 años, laburantes, con 4 hijos entre 8 meses y 9 años, queridos por el barrio, perdieron sus casas en un incendio. Necesitan materiales para reconstruir sus viviendas. Para ayudarlos, llamar al 4976-9132.

El 3 de agosto los hermanos que viven en la calle Patricias Mendocinas 925 perdieron sus respectivas casas en un incendio mientras, afortunadamente, nadie estaba dentro.

Las dos viviendas estaban ubicadas atrás de la casa de su madre y fueron devoradas con todo lo que albergaban en su interior por el fuego, a pesar de que a los 40 minutos ya estaban actuando los Bomberos Voluntarios de Ituzaingó.

Los chicos nacieron en Ituzaingó criándose en la casa materna… y está escrito en el Manual del Buen Vecino Ituzainguense que cuando a uno le pasa una desgracia, el pueblo, el barrio se moviliza para ayudar.

Al rato se acercó un móvil de Defensa Civil de la Municipalidad.

Al día siguiente empezaron a llegar vecinos con bolsas con ropa.

Entre ellos apareció Rosa, Dorita Pina y tantas otras que cuando pasa algo así se reúnen y ponen en acción, en este caso para organizar un Festival en la Plaza

Apareció un gancho de chorizo, alguien acercó un  paquete de gaseosas, pero faltaban horas para el Festival y si bien los corazones solidarios estaban, faltaban las confirmaciones para la organización necesaria para un evento tan importante.

Fueron horas de vigilia las previas al Festival pero a la hora señalada empezaron a arrimarse a la Plaza del Barrio, primero como hormiguitas, algunos trayendo un bizcochuelo, una pasta frola para con la venta o la rifa ir consiguiendo pesito sobre pesito para ayudar a los chicos; después apareció otro gancho, y el pan, y el resto de las gaseosas y la gente del barrio que fue arrasando con todo mientras Rosa, Dorita Pina y las otras chicas se iban encargando de comprar más chorizos y gaseosas para abastecer las ganas de un Barrio que llamaremos simplemente Solidario.

De este evento quedaron 20.000 pesos que fueron entregados a los chicos que lo invirtieron en la compra de algunos materiales y se dispusieron, sin tiempos para lamentaciones, a armar los cimientos de sus nuevas casas. Mientras tanto a través de un contacto, las esposas de ambos fueron recibidas junto a Rosa, una de las organizadoras del evento, por el Intendente Descalzo quien les prometió los materiales para el techo de ambas viviendas una vez que tuvieran levantadas las paredes. 8 días después los chicos trabajan a destajo en sus ratos libres (después de sus ocupaciones cotidianas) levantando ladrillo por ladrillo, alegres por la solidaridad de sus vecinos, y con cierta incertidumbre por la falta de recursos para comprar el resto de los materiales para terminar las paredes y poder hacerse acreedores a la donación por parte de la Municipalidad para el techo.

2 comentarios

    • Stephanie en agosto 26, 2017 a las 21:20
    • Responder

    Hola buenas noches, quería destacar al instituto de ingeniería rural de INTA que nos organizamos y entre todos llevamos sillas cama colchón y muchas cosas más para esa familia, yo trabajo ahí y fui la que mandó un mail avisando a todos y gracias a eso pudimos colaborar con muchísimas cosas
    Muchas gracias a todos!!

    • cadau ricardo en septiembre 3, 2017 a las 18:01
    • Responder

    EL PUEBLO ES SOLIDARIO FELICITACIONES

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.