OTRO INCENDIO EN EL HOGAR MARTIN RODRIGUEZ

Inés es residente del Complejo Hogar Martín Rodríguez-Viamonte, tiene problemas de movilidad y era propietaria de una moto eléctrica de grandes proporciones, para su comodidad consiguió autorización para dejarla estacionada en el pasillo interno del Hogar frente a su habitación en el Hogar Viamonte Sector Rojo. Allí se habría originado el fuego que recorrió el pasillo de acceso a las habitaciones de los residentes del Hogar que depende del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.
OTRO INCENDIO EN EL HOGAR VIAMONTE
Hace un año alguien le arrimó un colchón a la puerta de la oficina de las Asistentes Sociales y le prendieron fuego alcanzando a la puerta y las paredes del pasillo.

MATAFUEGOS SIN CERTIFICADO OPDS
Como vemos en la foto, los matafuegos no tienen ningún tipo de identificación del organismo provincial y menos aún la fecha de recarga y vencimiento.

6 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • Javier en junio 27, 2017 a las 16:52
    • Responder

    siempre estuvo a cargo de la gente del macrismo este lugar y nadie habla llamen al gordo tira bomba de Lanata haber si tiene huev de hacer un historial de ese lugar

    • Haydee en julio 4, 2017 a las 16:16
    • Responder

    El macrismo hace poco tiempo que gobierna Qué es siempre.? Una moto grande y electrica para una residente de un hogar de ancianos?

    • Ruben Oscar Caraballo en diciembre 17, 2017 a las 16:05
    • Responder

    Esa noche estuve trabajando. Es facil hacer leña del árbol caído. La política x encima de todo para uds. Nadie agradece la colaboración y el esfuerzo del personal. Sobretodo del personal y los vigiladores q poniendo en riesgo su vida y concurriendo a trabajar los posteriores días aún después de haber inhalado tan tóxico humo. Y habirndo sido felicitados x bomberos (siempre presentes en todo incendio) quienes aseguraron q gracias al esfuerzo del personal y estar tan atentos descubrieron el accidente de inmediato, no les importó consecuencias y arriesgando su vida sacaron todos los residentes del lugar. A ver si alguna vez veo una nota agradeciendo el sacrificio del personal, el que incondicionalmente y sin banderias hace lo q hay q hacer, incluyendo la s autoridades, incluyendo la directora qno tiene horario, q incodicionalmente está presente siempre cuando tiene q estar, no importa el horario. Alguna vez se podría agradecer en vez de buscar culpables, xq si se enteraran q el culpable es un residente no creo q tuvieran uds. el tupe de disculparse.

    1. A partir del momento en que publicamos el incidente en que una viejita residente del Hogar fue despedazada y muerta por varios perros no hemos recibido ninguna invitación más para concurrir al Hogar.
      Quiero aclararte que no tengo nada contra los trabajadores, pero es muy difícil acceder a la institución sin que la gente de Dirección se entere. Me ha pasado en algunas oportunidades con varias Direcciones a cargo de esa institución que luego de que algunos residentes me dieran datos de cosas no muy buenas que estaban sucediendo dentro, fueron trasladados y en algunos casos castigados. A partir de allí es que tomé la decisión de no comprometer a ninguno de los residentes. Si hay algo que es mi elección desde hace 25 años es estar con los laburantes, así que tu crítica me duele bastante. No tengo ningún inconveniente en publicar las cosas que hacen… cuando me entere… y para eso con mandarme un whats app al 1566651010 es suficiente. He ido miles de veces al Hogar y me ocupé del trabajo que hacen muchos por un magro sueldo, ocupándose de viejitos de los que no se ocupa ningún familiar. Para muestra recuerdo una nota que hice cuando después de muchos años de estar en pésimo estado, la residente Teresita Blasco con una atención personalizada logró tal recuperación que los que la vimos y escuchamos recitar “Yerma” de García Lorca para un día de la primavera arriba del escenario, no lo podíamos creer.
      Quedo pues a disposición de recibir las noticias que estimen pertinente.
      Gracias
      Daniel Jorge Galst

    • Alicia Esther Biolatto en enero 15, 2018 a las 12:12
    • Responder

    El Hogar Martin Rodriguez Fue desde el año 1970 al 1992 mi lugar de trabajo. Era el hospital Geriatrico mas grande de sud america contaba con unos 70 médicos cuando entre a trabajar. aEl pabellón 15 el que recibía como centro de salud a los residentes que ingresaban o los que necesitaban tratamientos especiales, siempre estaba en actividad y el personal de enfermería orgulloso de representarlo se esmeraban por atenderlos. Yo vivía en ese entonces en la misma direccion que tengo ahora mi casa a unas 10 cuadras y como la feria municipal de los lunes y jueves quedaba pasando la entrada un par de cuadras comencé a conocer su portón de entrada y saludar al personal que se ocupaba de la portería y hasta conversar. Siempre fui de preguntar lo que quería saber, y como no sabia que era ese lugar, me atrevi. Este seria el principio de una historia de vida recordando tiempos pasados, ni mejores ni peores solo etapas que la carga de los años vistieron de lagrimas y sonrisas. Como soy escritora sin fama, pero escritora al fin no puedo con mi genio y hoy empiezo relatando “”recuerdos mas dolidos” por lo joven que era, y lo poco que aprendí de haber vivido 20 años con experiencias de ancianos que tenia mucho para dar a quien quisiera escuchar. Sera parte de otros escritos que guardo en la memoria de mi pc. hasta que Dios quiera.

    1. Hola Alicia! Gracias por comunicarte con La Voz de Ituzaingó. Yo soy su creador y director desde hace algo más que 25 años y me gustaría que charláramos personalmente -si lo preferís- acerca de aquellos escritos que guardás en la memoria de tu pc. Mi celular es el 15-6665-1010 y el teléfono de línea de casa el 2076-0145. Que sea antes del 28 de enero porque me tomo unos días de vacaciones. Gracias y encantado de leerte.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.