LOS MIEDOS DEL NEGRO «PICHOLA»

“En la carnicería de los Airola, al negro “Pichola”, hermano del cartero Carlos Bellota, le contaban cuentos de aparecidos porque sabían que era miedoso… y él se encontraba en la disyuntiva de quedarse porque le gustaban los cuentos fantasmagóricos. Un día, terminado el cuento salió con noche cerrada por Mansilla rumbo a su casa, pero Tito Airola lo esperó escondido en la copa de un árbol, en la esquina de Las Heras y Mansilla y sorpresivamente se arrojó a su paso, lo que hizo que el negro pegara un grito y huyera despavorido a toda carrera. Según el relato de Eliseo Branda, los talones del negro le tocaban la nuca y no paró hasta el alambrado de la quinta de los Iribarne. Al día siguiente el negro “Pichola” contó el trance y con su voz aflautada aseguró: “Todas las bocacalles me parecían un zaguán”.

(Testimonio de Hugo Bagnacedri),
extraido del libro «Ituzaingó, al oeste de Buenos Aires», de Rolando Goyaud y el prof. Ricardo Castillo

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.