LAS TIMBAS DEL “GATO NEGRO”

“Mi tío Pedro Camilo Federico Orga, con varios amigos estaba timbeando en “El  Gato Negro” de Ituzaingó cuando cayó la policía y pudieron escapar saltando por una ventana al  Ford T. Pero al final los agarraron y estuvieron presos por timbear… Entonces se comprometieron a no jugar más y decidieron que en cuanto recobraran la libertad irían caminando hasta la basílica, para llevar una vela a la Virgen y luego comer un cordero asado a orillas del río. Así lo hicieron y luego para entretenerse, en el mismo  “Descanso del Peregrino” tiraron una taba… A los diez minutos se había armado una timba”. (Testimonio de Luis Tomás Gualpole). Gentileza: Museo Goyaud.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.