GANÓ DESCALZO Y VA POR 28 AÑOS

GANÓ DESCALZO Y VA PARA 28 AÑOS (DATOS FINALES)
Tiene 4 años más como Intendente de Ituzaingó y va a batir todos los records posibles: 28 años ininterrumpidos como Intendente a partir de la creación de nuestro distrito en 1995.


Más allá de las especulaciones de si va a un ministerio en Nación y si lo deja a Pablo Catriel en su reemplazo no deja de ser un record.
Con una diferencia que se achicó de 12% a 8,23% Gastón Di Castelnuovo perdió la posibilidad de convertirse en el primer intendente de Cambiemos en Ituzaingó; pero un 38,77% (casi 39.000 votos) no es poco y es la fuerza opositora en el distrito.
Sandra Rey no llegó a conseguir ningún concejal para Ituzaingó Positivo y Lavagna con Marasco tampoco llegó.
Quedaron afuera de la posibilidad de conseguir concejales para sus fuerzas la Izquierda Unida y el Frente Nos con Nadia Cardozo a la cabeza.
Hubo un referente político que hace varias décadas juró que si no llegaba a ganarle a Rousselot por las urnas, se iba a convertir en el funcionario más corrupto de su gobierno y así lo hizo.
No es nuestro caso, desde estas líneas venimos bregando desde hace más de 12 años para que los vecinos busquen la alternancia y voten por otro Intendente, cosa que no hemos logrado, pero seguimos convencidos de que esta es la mejor manera para la Democracia, y que más allá de la valoración de un Intendente, nuestro pueblo es muy capaz de producir otros hombres para gobernarlo y no tenemos por qué estar atados a 28 años con el mismo. Respetamos el resultado, pero vamos a seguir firmes mostrándole a nuestros vecinos todas las opciones que hay de caras al 2021 para cambiar nuestro destino.

2 comentarios

    • David en octubre 28, 2019 a las 20:56
    • Responder

    El pueblo voto así que ganó la democracia, pero seguimos promoviendo la alternancia de poderes.
    Recordémonos que lo público no se debe convertir en lo privado, que es saludable una renovación política y no una apropiación de lo público.

    Saludos Daniel

  1. La sabia reflexión del gran Borges de que el peronismo era incorregible ha sido confirmada por el tiempo y llevada al extremo por el kirchnerismo, que ha creado en la Argentina masas ideologizadas, fanatizadas, indiferentes a la rampante corrupción existente, y que hace que el país de hoy en día aparezca frente al mundo como una nación con un extraño pueblo que ama a sus ladrones y depredadores. Como reflexiona el mordaz e incómodo provocador politólogo uruguayo Washington Abdala: “La Argentina es una mujer golpeada. Además es una mujer sometida. Y además, todavía tiene el síndrome de Estocolmo, no se anima a denunciar a su agresor y hasta le dispensa respeto”.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.