EL DÍA QUE SANTA CECILIA SE CONVIRTIÓ EN NIÑO

En Mansilla, la calle principal del barrio Santa Cecilia en Villa Udaondo luego de cortar la circulación del tránsito vehicular, ni bien comenzaba la tarde del domingo se comenzaron a escuchar los chicos que venían de todo el barrio a festejar su día.

Y no era para menos había 3 convocatorias parecidas pero complementarias y los chicos no se fijan en los detalles de los adultos, así que pasaban indistintamente por el Castillo Inflable montado en la entrada de la Sociedad de Fomento Santa Cecilia donde había también un metegol, luego entraban casi enfrente en el Merendero María Virgen Madre motorizado por Carolina Balestrieri, en cuyo interior Leonor Oviedo y otra de las mujeres PRO, presididas por Natacha Aguirre González les coloreaban sus rostros.

De a poco se fueron anoticiando que a 100 metros del lugar había otra movida para ellos y ahí enfilaban con sus padres para poder voltear las latas con las pelotas de trapo, o participar en la “Carrera de los autos locos” improvisados, reciclados y armados con mucho amor por la familia Larrachado.

Caritas y pancitas felices, chocolatada x 3, juegos, juguetes y una tarde que quedará en la memoria de los cientos de chicos del barrio por mucho tiempo.

Seguramente ellos no lo sepan pero está bueno difundir algunos detalles que siempre están detrás de la escena.

  1. Nos contaba Laura, emocionada: “la idea la tuvo mi papá Luis Larrachado y yo puse manos a la obra con toda mi familia y amigos, así que con la colaboración de los vecinos que se sumaron hicimos un bingo y juntamos para comprar juguetes… algunos trajeron donaciones… y todo esto sumado al ingenio para reciclar y un poco de papel de diario y cola vinílica… dio el resultado esperado: se divirtieron y cada chico se llevó un regalo”.
  2. Carolina Balestrieri es miembro de una familia que sabe mucho de niños y cómo sacarles una sonrisa, más allá de las circunstancias que las rodean, el domingo era una “niña” más, disfrutando después del esfuerzo en los preparativos.
  3. Natacha puede tener un cargo que parece muy formal (presidenta de las Mujeres PRO)… atrás de su disfraz de payaso sacó la niña que lleva dentro.
  4. El concejal Pablo Molina no estaba disfrazado ni de concejal de Unidad Ciudadana, ni de payaso pero fue uno de los que se movieron con la gente de la Soc. de Fom. Santa Cecilia con el gordo Francisco Alicia y Humberto (el de los Muchachos de Udaondo) y su mamá y tantos otros que se me escapan en este momento.
  5. La banda “Los imparciales” bien montados en su escenario alegraron y acompañaron la fría tarde de invierno como lo vienen haciendo hace tiempo con el Merendero María Virgen Madre cuando lo necesitan.

 

El sol, gran amigo de los juegos de los niños se iba retirando despacito, como queriéndoles dar un rato más de alegría, “Los Imparciales” iban desarmando los equipos y una extraña y bellísima emoción se fue apoderando del que escribe estas líneas que en 1980 eligió SU LUGAR a 100 metros nomás de esta misma calle para vivir y en 1992 para comenzar con “La Voz de Villa Udaondo”. Eran otros tiempos… no había computadoras, ni videojuegos ni internet y algunos de los que organizaron esta movida venían traídos por sus padres para participar de los carnavales, y las movidas vecinales para conseguir una escuela secundaria, el correo, el gas natural…

Y hoy, a pesar de la modernidad, de la epidemia de egoísmo y los malos ejemplos… son contemplados por sus hijos pequeños como actores del barrio. No todo está perdido.

 

N. de la R.: Las fotos están todas mezcladas a medida que iba siguiendo a los chicos que fueron disfrutando de las 3 movidas.

1 comentario

  1. Fue muy gratificante colaborar con Don Luis Larrachado. Es un gran señor apesar de sus necesidades siempre piensa en los chicos de su barrio.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.