EL CORSÉ AJUSTADO DE ROSA MIGLIORE

“Fiorino Ragazzo vino de joven. Era muy conocido en el centro porque trabajó en todos los bares. Como era bien parecido se casó con Rosa Migliore, por interés porque ella tenía muchos campos… Estuve en la  fiesta de casamiento…  ella le insistía para que se fueran al centro a pasar la  noche de bodas, pero él por lo bajo me decía: “Cómo voy a ir con esta vaca al centro que me conocen todos”. La pobre Rosa tenía un corsé tan ajustado que a cada rato se iba aflojarlo. Al final se quedaron en Ituzaingó. Al otro día Fiorino me quería pegar porque a los dos veladores se los había dejado con corriente”.

(Testimonio de Santiago Firpo),
extraido del libro “Ituzaingó, al Oeste de Buenos Aires”, de Rolando Goyaud y el prof. Ricardo Castillo)

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.