DESCALZO: QUE 20 AÑOS NO ES NADA

toti encrucijado… que febril la mirada, errante en las sombras, te busca y te nombra… decían Gardel y Le Pera en 1935 en “Volver”…

Del patio trasero de Morón (1995) a un lugar para vivir pero nadie te dijo cómo.

11 elecciones, 5 mandatos.

Opositores de todos los colores pero sin los votos necesarios terminaron trabajando para él.

Cientos de denuncias, todas rebotando en una justicia amiga.

Los impuestos de los vecinos que apenas alcanzan para pagar la recolección y los sueldos de una planta de personal inflada para conseguir los punteros necesarios para ganar una elección tras otra.

Una pobre estrategia en función de dividir la oposición con sus amigos, socios y empleados, (siempre dispuestos) para ganar con pocos votos.

Obediencia debida con todos los gobiernos provinciales y nacionales para conseguir las obras que Ituzaingó necesita.

Un sistema de poder cerrado y concentrado en media docena de personas. Poca capacitación al personal, falta de adoctrinamiento político que termina imponiendo una dinastía familiar que para instalarse contrata jóvenes con doble de jornal que los militantes, empleados y funcionarios que construyeron con el primer intendente de Ituzaingó el municipio desde cero en 1995.

Sigue el tango: “Vivir con el alma aferrada a un dulce recuerdo que lloro otra vez”

Algunos lo ven como un campeón de la política por haberse sabido mantener durante 20 años para 24 como Intendente.

Después de 1999 los vecinos lo han visto como un mal necesario ante la falta de una figura genuina y representativa con real vocación de poder.

Desde estas líneas lo percibimos desgastado, cansado y con el mismo problema que tiene el 70% de los ciudadanos que no lo votaron: la falta de una alternativa.

2017 es el trampolín para las próximas elecciones de 2019.

Descalzo y los vecinos de Ituzaingó necesitan una alternativa.

Y termina diciendo nuestro tango: “Y aunque el olvido que todo destruye,/ haya matado mi vieja ilusión, / guarda escondida una esperanza humilde,/ que es toda la fortuna de mi corazón”.

 

Daniel Jorge Galst

1 comentario

    • JOSE en junio 5, 2016 a las 00:36
    • Responder

    MUY BUEN ARTICULO, DEMOSTRANDO LA TRISTE REALIDAD DE ITUZAINGO UN PEQUEÑO FEUDO DE UNOS CUANTOS SOCIOS!!!!!!!!!

Responder a JOSE Cancelar respuesta

Tu email nunca se publicará.