DEFILIPPI CONFUNDE AUTO CON SULKY

“Mi papá iba todos los días a enseñarle a Defilippi a manejar su Ford nuevito. Al tercer día pasó por Olavarría levantando una nube de polvo. Previendo un desastre mi padre se agarró la cabeza pero Defilippi sin aminorar logró atravesar las vías del ferrocarril y la calle Rivadavia, siguió por Blas Parera y tomó el camino de la tropa para el matadero donde tenía el horno de ladrillos. Cuando llegó a la tranquera se olvidó que estaba manejando un auto y acostumbrado al sulky tiró del volante para atrás como riendas. Naturalmente chocó contra la tranquera la rompió y arrastró una parte hasta que el Ford no quiso más”.  (Testimonio de Carlos Terradas). Gentileza: Museo Goyaud.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.