… CUANDO LAS QUINTAS DE SERÉ…

placa

“Mi hermano mayor me llevaba de la mano a pasear por las quintas de Seré que eran una belleza… las casonas eran verdaderos castillos dominados por una extensa arboleda que me parecía gigantesca… La única de las tres mansiones que se conservó fue la que se convirtió en casino de oficiales aviadores y que finalmente fue destruida… una pena que hayan desaparecido… podrían haberse aprovechado como bien público”. (Testimonio de Lydia Nelda Peretti de Cox). Gentileza Museo Goyaud.

2 comentarios

    • Raul Enrique Chaia en octubre 7, 2016 a las 14:50
    • Responder

    Todo lo relacionado a la historia de Ituzaingo, es parte de nuestra herencia, la que debemos resguardar y respetar

      • Patricia Zadkiel en octubre 11, 2016 a las 12:04
      • Responder

      muy cierto Raul tantos recuerdos tengo de mi hermosa infancia en Ituzaingo,cuando andabamos en bici o triciclo por la vereda sin temor a nada o por cada fiesta patria nos juntabamos todos los pocos vecinos a festejar jjjajaj te hablo de la era de Neaderthal jajajaj hermoso los recuerdos que atesoro.
      atte
      Patricia Zadkiel

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.