CRISTINA Y EL INDICE «PATAN»

“Patán” es el nombre del perro malvado del dibujito animado»Los autos locos”. Es una mascota, secuaz de su amo Pierre Nodoyuna, un villano incompetente y con tendencia a sufrir continuos accidentes. El nombre de la mascota “Patán” nos pareció adecuado para denominar el nuevo índice creado por la Presidenta para medir la distribución de ingreso en la Argentina, asociado a los consumos de la población, y por ende, a su nivel de pobreza.

En las Facultades de Ciencias Económicas, para medir la desigualdad en la distribución del ingreso, íntimamente ligada a la pobreza, se enseñan como herramientas científicas a la “Curva de Lorenz” y al “Coeficiente de Gini”. En el día de ayer (12/11/12), en Villa Constitución, Santa Fe, en referencia a la inauguración de una nueva planta de producción de alimentos para mascotas (Nestlé), la Jefa de Estado afirmó que «cuando se le puede dar de comer a las mascotas es porque está comiendo el pueblo” (!!!). Seguramente para llegar a esta sorprendente conclusión (el “Índice Patán”) contó con la sesuda asesoría del viceministro Axel Kicillof. Y también, con seguridad, con este nuevo indicador (el “Índice Patán”) se intenta remplazar al “Coeficiente de Gini” para la Argentina, atento que su cálculo (del Coef. de Gini) indica que la distribución del ingreso en la Argentina es cada vez más regresiva. Esto significa, que los que más tienen, cada vez tienen más; y los que menos tienen, cada vez tienen menos. Esto significa que las porciones de la torta de la riqueza que se produce en el País, cada vez son más grande para los que más tienen, y más chica para los que menos tienen.

EN RESUMEN: esto significa que los que más tienen cada vez comen más, junto con sus mascotas; mientras que los menos tienen, intercalan comidas de baja calidad con ayunos obligatorios ¿Quién nos dirá la verdad, el “Coeficiente de Gini” o el “Índice Patán”? Uds. tienen a la palabra.

Rodolfo Farberoff (Rodi)

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.