ARIZA, PIONERO DEL TABACO

conozcanme bien soy jose arizaRescatamos del libro: “Pioneros del Tabaco, los fabricantes de cigarrillos en la Argentina 1880-1920” de Alejandro Butera, datos relacionados con la empresa de José María Ariza a quien le debemos el nombre del barrio VILLA ARIZA. El autor nos cuenta cómo el dueño de la fábrica tuvo una importancia fundamental para que el barrio mencionado se poblara en poco tiempo de tal manera, que hizo falta un tranvía para acercar a los pobladores a la estación de Ituzaingó.

LA FAVORITA Y “VILLA ARIZA”
Es bueno que sepan que yo José María Ariza soy el creador del premio Ariza (patentado por el S.G. de la Nación) y que consta de dar lotes de terreno a los fumadores de mis cigarrillos RICO TIPO de 20, 30 y 40 centavos.
Yo les he dicho que fumando cigarrillos RICO TIPO fuman buen tabaco. Fuman gratis. Se hacen propietarios sin gastar un solo centavo. Y cimientan una fortuna ¡y yo cumplo siempre lo que ofrezco!
Pronto me imitarán, porque todo lo bueno se imita, pero no me igualarán porque nunca segundas partes fueron buenas. ¡Téngalo presente!
En breve estarán listos y a disposición de los fumadores los planos del millón de varas cuadradas que tengo en Ituzaingó.
Este texto fue tomado de una de las publicidades de la cigarrería La Favorita de José María Ariza, quien efectivamente fue el iniciador del canje de marquillas de cigarrillos por terrenos, antecediendo a los concursos de los cigarrillos MITRE o MONTERREY.
Hacia 1907 Ariza organizó un sistema de estímulo al consumo en el que ofrecía por quinientas marquillas vacías, un lote de terreno en la zona que actualmente se conoce como Villa Ariza, comprendida entre las actuales calles José María Paz, Lavalleja y Paysandú de Ituzaingó, una localidad del oeste del conurbano bonaerense.


Sin embargo el proceso de urbanización de la Villa y la consiguiente venta de lotes, se vio dificultada por el difícil acceso a la zona. Los pobladores debían trasladarse con medios precarios hasta las estaciones Ituzaingó o Castelar, donde los trenes a vapor los acercaban a la Capital.
Es así como en 1913 el Banco Supervielle, que ya se había hecho cargo del negocio inmobiliario, favoreció el proyecto de instalar sobre la única calle pavimentada que servía de acceso al barrio unas vías por donde hicieron circular un tranvía a caballo.
Este particular tranvía que hacía el servicio desde la estación Ituzaingó, fue un hecho único en el Gran Buenos Aires. Luego fue reemplazado por un tranvía a motor y siguió prestando servicios varios años después de finalizado el remate de tierras de Villa Ariza.
En la esquina formada por las calles Defilippi y José María Paz persiste hoy un pequeño sector del pavimento original con unos metros de las vías del viejo tranvía a caballo.
Posteriormente la Municipalidad de Morón aprobó la subdivisión con el nombre de Villa Esperanza, pero la costumbre hizo que perdurara el nombre de Villa Ariza hasta nuestros días.
Además de esta urbanización, la fábrica de los RICO TIPO utilizó el premio Ariza para beneficiar a sus fumadores con tierras en el pueblo de General Rodríguez, también en el oeste del Gran Buenos Aires, aunque más próximo a la ciudad de Luján.
En un aviso publicado en Caras y Caretas se menciona que había disponibles 352 lotes de 500 varas ocupando 40 manzanas de los cuales ya se habían cedido unos 250 lotes.
Existe una localidad en esa municipalidad llamada Villa Rico Tipo que probablemente sea el único nombre de un pueblo ligado a una marca de cigarrillos.
La actividad de José María Ariza como tabaquero se remonta al menos a fines del siglo XIX. Entre 1896 y 1898 se comenzó a producir la marca de cigarrillos FAVORITOS que era elaborada por la Manufactura de Tabacos La Favorita, de López y Ariza con escritorio en la calle Piedad 1190 y fábrica y talleres en Jujuy 423-425.
En la cara frontal de la marquilla puede verse una mujer sobre un lecho y en la parte superior aparecen una media luna y una estrella, símbolos que distinguen a la bandera turca. A través del diseño se trató de darle un carácter “oriental” a la marca, aunque en el interior de la marquilla se dice que “estos cigarrillos son elaborados con tabaco habano superior de Vuelta Abajo”, en contraste con lo que se ilustra en la etiqueta.
Luego se conformó la razón social Ariza y Leyton, mientras que alrededor de 1898 ya existía La Favorita como propiedad única de José María Ariza, ahora con domicilio en Balcarce 365 al 379.
El 11 de febrero de 1903 la Oficina de Patentes de Invención, Marcas de Fábrica, Comercio y Agricultura le concedió a la manufactura La Favorita J. M. Ariza el uso exclusivo de la marca SOCIALES, mediante el testimonio 10604. Es muy probable que la fábrica de Ariza haya tenido conflictos con la utilización de esta marca con otras empresas ya que en una publicidad se destaca que el 17 de agosto de 1904 la Excelentísima Cámara de Apelaciones en lo Federal tuvo que confirmar el derecho de uso a la firma de Ariza.
Los cigarrillos SOCIALES se vendían en atados de 20 centavos y como promoción de lanzamiento se pagaban $ 500 a quienes presentaran una colección completa de 500 figuritas que venían en los paquetes. Incluso se ofrecían premios menores de $ 200, $ 100 y $ 50 a quienes tuvieran colecciones con la menor cantidad de figuritas faltantes.
Muchas de las expresiones que se utilizan en forma cotidiana en una época, suelen caer en desuso y son reemplazadas por otras equivalentes. Si el lector tiene más de 40 años, seguramente vendrán a su memoria varios términos que utilizaba cuando era joven y que usados hoy rápidamente delatarían su edad.
La expresión “Rico Tipo” prácticamente no se utiliza en la actualidad. Su significado original es equivalente a “Loco Lindo”, que se aplica a las personas poco responsables de sus actos, pero queridas por la gente por su simpatía. En algún sentido tanto “vago” como “atorrante”, ambas de uso muy común, tienen una equivalencia con “Rico Tipo”, pero estas dos también pueden conllevar un significado negativo que no ocurre con “Rico Tipo”.
José M. Ariza creyó que éste era un buen nombre para comercializar cigarrillos, y no se equivocó ya que terminó siendo su marca más vendida.
Los RICO TIPO venían en carteritas de catorce cigarrillos que se vendían a 20 centavos el atado y también existían presentaciones con tabaco de mejor calidad de 30 y 40 centavos. Traían en el frente y el revés del tado el dibujo de un jinete con galera montando un burro que parece atravesar la etiqueta, seguramente con la intención de dar la imagen de un “Rico Tipo”. Las caras interiores estaban adornadas con fotografías de mujeres, como tantas otras etiquetas de principios del siglo XX.
La fábrica de los cigarrillos RICO TIPO también utilizó la propaganda con personajes de la política para difundir sus productos. En el aviso del año 1908 que publicita la variedad de 20 centavos, vemos que aparece el entonces presidente José Figueroa Alcorta, montado en el mismo burro y con la misma galera con la que aparece el personaje que ilustra la marquilla. Evidentemente el humor político en la publicidad debía ser redituable para ser utilizado en forma tan amplia.
Muchos años después la marca Rico Tipo se usó para denominar a una de las revistas más influyentes del humor argentino. Creada en 1944 por Guillermo Divito, durante casi tres décadas la publicación se caracterizó por sus famosas “chicas Divito”, estilizadas mujeres de fantasía con increíble sensualidad, que llegaron a imponer la moda de Buenos Aires de su época.
Volviendo a la fábrica de Ariza, mostramos tres marquillas de tabaco de 100 gramos de marca LA FAVORITA, en sus variedades Francés y Alemán, ambas de $ 3 el kilogramo y el Virginia de mejor calidad y por consiguiente algo más caro.
Cada paquete muestra antiguos uniformes militares de soldados de distintas nacionalidades. En el lateral de la etiqueta de tabaco tipo Virginia puede observarse que hubo un cambio en la razón social que pasó a ser Manufactura de Tabacos J. M. Ariza S.A.
La transformación de la firma en una sociedad anónima se produjo el 17 de febrero de 1915 y al poco tiempo se le cambió nuevamente el nombre por La Favorita S.A.
Luego se produce la asociación con la Compañía Tabacalera Argentina, lo que explica el sello que se observa en una de las etiquetas.
Hacia 1919 la sociedad formada por ambas empresas es a su vez adquirida por la Compañía Argentina de Tabacos, que continuaba en su afán de monopolizar el mercado local de tabacos, a pesar de que pocos meses después se iba a retirar del país.
Mencionamos por último que La Favorita de J. M. Ariza obtuvo un Grand Prix por sus cigarrillos RICO TIPO en la Exhibición Imperial Internacional de Londres que se inauguró el 20 de mayo de 1909 en la ciudad inglesa. Esto demuestra que más allá de las estrategias publicitarias, de los terrenos o de la utilización cómica de la imagen del presidente, los cigarrillos estaban elaborados con calidad y cuidados suficientes como para ser bien considerados en una muestra internacional.
(Fuente: “Pioneros del Tabaco, los fabricantes de cigarrillos en la Argentina 1880-1920”, de Alejandro Butera.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.