FALLECIÓ MARÍA TERESA, VECINA DE LELOIR

z-crespon

El fin de semana fue encontrado el cuerpo sin vida de la ex esposa de un comerciante del gremio gastronómico de Ituzaingó.

Fue su empleada doméstica quien a la mañana siguiente de producido el deceso de María Teresa de 60 años encontró su cadáver al borde de la pileta de la casa de la Av. Udaondo al 3400, en la cual no hubo señales de forcejeo en ninguna de las aberturas, ni se encontró desorden alguno en su interior.

Esto motivó que luego de la actuación del médico legista y la intervención de la policía científica se concluyera que María Teresa había fallecido por un paro cardiorespiratorio; pero mientras la estaban velando se recibió la orden del fiscal de suspender debido a que se encontraron con otra situación que cambió a muerte traumática la carátula.

María Teresa sufría de un cuadro depresivo y estaba bajo tratamiento psiquiátrico.

La conocimos hace muchísimos años cuando con su marido e hijos habían empezado con su negocio gastronómico y podemos dar fe de que la comunidad de Ituzaingó ha sufrido la pérdida de una buena persona y que los motivos reales de su deceso –se averigüen con mayor o menor certeza- no van a cambiar eso de ninguna manera.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.