1ª MARCHA POR DIEGO ALJANATI, 4 abril 2015

P1050278 (Copiar)Cuando se cumplían 3 años del tornado que había asolado a Ituzaingó algo más de 900 personas respondieron a la convocatoria, el 4 de abril de 2015, frente al boliche Enjoy (perteneciente a Club Leloir) para pedir justicia por Diego Aljanati, el chico de 13 años que murió en las inmediaciones del boliche en medio de episodios confusos y violentos como suele haber en el lugar.

El patrullero conducido por la oficial Graciela Noemí Basualdo se lo habría llevado por delante en medio de una persecución.
Los patovicas del boliche (de los cuales no existe registro alguno en poder de la Municipalidad) habían corrido a los chicos de la matinée para que la pelea en las que se encontraban enfrascados algunos de ellos fuera en la calle y no dentro del establecimiento, si es que se lo puede denominar así.
La Municipalidad mandó agentes de tránsito y algún funcionario para que garantizaran que los vecinos pudieran manifestarse pacíficamente, cosa que sucedió incluso cuando después de concentrarse frente al boliche cortando la colectora, marcharon hacia la Comisaría 3 de Villa Udaondo, distante unas 20 cuadras del lugar donde se encontraron con una valla a todo el ancho de la Avenida Udaondo 100 metros antes de la comisaría Las Cabañas donde en la actualidad se albergan 8 presos.
El despliegue policial, tras la valla, fue inusualmente grande pero, luego de permitir que solo los familiares hablaran con el comisario, las 900 personas se movilizaron al inicio de la marcha completamente en paz, obviamente con cánticos alusivos, exigiendo que se encarcelara a Graciela Basualdo y que hubiera justicia para Dieguito.
A partir de ahora la intención de los familiares, amigos y vecinos de Diego es lograr que la matinée de Enjoy no abra más sus puertas.
«Los chicos se descontrolan porque desde el boliche le venden alcohol a pesar de ser menores, y después de esto los salen a correr como perros para que no se peleen», decía uno de los familiares.
«¿Cómo puede ser que el Intendente ignore lo que pasa en un boliche donde los padres dejamos a nuestros chicos? ¿o no lo ignora y mira hacia otro lado?» gritaba otro en su desesperación.
Entre los concurrentes a la marcha pudimos ver a militantes del Partido Obrero e Hijos Zona Oeste, simpatizantes de Juanchi Zavaleta (Diego vivía en Hurlingham), a la ex jueza de Faltas de Ituzaingó Silvia Díaz Yagues, militantes radicales de Ituzaingó y a Aníbal Rucci, entre otros.
Ya había caído la tarde cuando los manifestantes terminaban de desconcentrarse en la colectora. 3 años del tornado que había marcado un antes y un después en Ituzaingó, los que asistimos tuvimos la conciencia de un terror que para nada fue motivado por un fenómeno natural. A veces los seres humanos, si es que a algunos puede llamárselos así, superan a la naturaleza en su poder devastador.
Para condenarlos es que cada sábado vamos a marchar con los familiares y amigos pidiendo JUSTICIA PARA DIEGO ALJANATI.

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.