CAMINATA SALUDABLE, COLEGIO PABLO PICASSO


La lluvia amenaza en la Plaza Atahualpa.
Los pronosticadores fueron claros: desde temprano tormenta en todo el conurbano.
Gabriela espera en la Plaza: que lleguen los del sonido que prometió la Municipalidad y que San Pedro cumpla su promesa, pero aún no es hora.
Media hora antes que los alumnos de la Escuela Pablo Picasso comiencen la Caminata Saludable alrededor de la Plaza se desplomó una lluvia torrencial en Ituzaingó todo, con epicentro en Ratti y Castelar.
Gabriela escucha como la gente del sonido se retira del lugar… Inmediatamente comienza a repartir indicaciones a sus colaboradoras mientras la lluvia ya se descerrajaba violentamente sobre los pocos fugaces habitantes de la Plaza, entre ellos: Facundo Ballesteros, director de Coordinación Territorial de la Subsecr. de Juventud de Nación y en Comunicaciones Cecilia Binaghi.
5 minutos antes del comienzo cesó de golpe la lluvia y empezaron a desembarcar en la Plaza los chicos del Picasso. Se me hace muy difícil describir la alegría, energía, entusiasmo de estos adolescentes que parecían estar entrando en un estadio para disputar la final del mundo.
Inútil fue que mi lente tratara de captar todo. Simplemente sucedió lo que tenía que suceder: con las profes del Picasso los chicos hicieron ejercicios de calentamiento y caminaron varias veces alrededor de la Plaza Atahualpa, en el recorrido se les agregó a tranco corto Julián, un vecino de la zona que siempre sale a caminar, ahora acompañado por la algarabía de esta troupe que se apoderó pacíficamente de la plaza, hasta hacía una hora triste y gris.
El jugo donado por Mac Donald para cada chico, las remeras para todos de la Subsecretaría de Juventud de Nación, la electricidad provista por un vecino para el sonido, el fervor de las docentes y colaboradores del Picasso, la arrolladora energía y perseverancia de Gabriela lograron lo que parecía imposible: que estos jóvenes tuvieran su fiesta de educación física el 4 de junio de 2014.
Comenzaron a desarmar los gazebos, los chicos ya iban rumbo a sus casas y fiel a la promesa que San Pedro le había hecho a Gabriela, descargó una catarata de agua sobre la Plaza Atahualpa.
Lamentablemente tampoco pude lograr el documento fotográfico con la presencia de funcionarios municipales o legislativos. ¡No se acercó ninguno! Es gente que no sabe disfrutar de la vida, por eso se perdieron este evento con chicos tan especiales como los del Pablo Picasso.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.