DIA DE LA MUJER EN CASA NARANJA

Fundación de la belleza

“Están allí pintadas en las paredes y en los techos de las cavernas. Estas figuras, bisontes, alces, osos, caballos, águilas, mujeres, hombres, no tienen edad. Han nacido hace miles y miles de años, pero nacen de nuevo cada vez que alguien las mira. ¿Cómo pudieron ellos, nuestros remotos abuelos, pintar de tan delicada manera? ¿Cómo pudieron ellos, esos brutos que a mano limpia peleaban contra las bestias crear figuras tan llenas de gracia? ¿Cómo pudieron ellos dibujar esas líneas volanderas que escapan de la roca y se van al aire? ¿Cómo pudieron ellos…? ¿O eran ellas?” (Eduardo Galeano, “Espejos”).

A través de la historia de la humanidad hemos visto relegado el papel de la mujer a un lugar secundario en la sociedad de cada época.

Aquellas que se atrevieron a enfrentarse al status quo de su tiempo, aquellas que defendieron a sus hijos, sus hombres y su patria, aquellas que lucharon por su libertad y la de otros, aquellas que estudiaron a pesar de ser ellas, aquellas que fueron musas y artistas nunca reconocidas, aquellas que somos nosotras y todas las mujeres del mundo.

Egipcias, hebreas, griegas, romanas, mexicanas, hindúes, chinas, argentinas, todas fueron castigadas por pertenecer a su género.

El miedo a perder el poder llevaba a la diferenciación de una humanidad nacida de una Eva africana originaria.

Llevemos  a la luz alguna de esas mujeres que construyeron un camino a veces regado de sangre y nos dejaron un legado, simple, natural y fundante, ser dueñas de nuestra propia libertad. En un mundo que no debería distinguir entre géneros, pues somos una misma especie, algunas preparadas para parir y ser receptáculo de una concepción, que sin una unión no sería posible, otros preparados para generar esa maravilla que es la creación de otro ser humano, que siempre transformará al mundo aunque sea solo con una sonrisa.

LA CASA NARANJA

Luego de la charla que resultó interesantísima, Graciela y Jorge le entregaron LA ORDEN DE LA CUCHARITA, primera en la historia de CASA NARANJA a Mariana Signorelli por su valentía y apoyo al espacio. (Ver foto)

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.