NO SOMOS OPOSICION -editorial-

Sistemáticamente me encontré con vecinos que nos catalogan como un “medio opositor”.

Sabemos incluso que algunos funcionarios del gobierno de Alberto Descalzo creen que siempre hay alguien de la oposición que “nos banca económicamente” para que busquemos las noticias que hagan que el oficialismo quede mal visto.

Tal vez usted –vecino de Ituzaingó que no milita en política y lo único que quiere es vivir mejor- sepa más de cómo se sustenta el famoso multimedios “Trompeta” que de donde sacamos el dinero para pagarle a la imprenta, la conexión a internet, los viáticos de nuestro director, las 6 máquinas fotográficas que hemos “gastado” durante estos casi 24 años.

Los primeros 20 años de La Voz los hemos solventado con el trabajo de servicio gráfico que ha realizado nuestro director para distintas editoriales. Los últimos 4 años con el trabajo de fotografía profesional.

Por supuesto que nos gustaría que “La Voz de Ituzaingó” fuera autosustentable, pero en realidad nunca lo fue, como le sucede a la mayoría de los medios zonales que no aceptan venderse a los poderosos de turno.

Por eso pudimos ocuparnos de denunciar grandes negociados de empresas que –por supuesto- jamás estarán en nuestra lista de anunciantes o benefactores.

Tampoco nos tembló el pulso a la hora de publicar los chanchullos de algunos funcionarios municipales, debido–no a que seamos opositores o que odiemos a Descalzo- sino solamente a que el sueldo de esos funcionarios es pagado por los impuestos de nosotros los contribuyentes y sabemos que a la mayoría de ellos les interesa que –ya que los corruptos difícilmente vayan presos- por lo menos se los condene socialmente.

Tenemos el firme propósito de llegar a las Bodas de Oro de este medio (15 de mayo de 2042) y nos gustaría que los últimos 25 años nuestra editorial pueda recibir el apoyo de los vecinos para contar con los recursos necesarios para dedicarnos tiempo completo a esta actividad que amamos y que estamos seguros nuestros conciudadanos necesitan y valoran.

Por último queremos que quede claro que nos encantaría publicar más buenas noticias en nuestro distrito, para eso necesitamos que sucedan dos cosas: que los funcionarios sean más honestos y que por otra parte, los vecinos nos hagan llegar las buenas nuevas que sabemos existen.

 

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.