NADA QUE FESTEJAR EN ITUZAINGÓ

Ayer fue el Día Internacional del Medio Ambiente.

Mañana es el Día del Periodista.

Y hoy es el “Día D” porque en 1944 se produjo el Desembarco en Normandía un día justo como hoy.

Por algunas razones que quedarán expuestas en estas líneas “La Voz de Ituzaingó” no tuvo nada que festejar ayer y mucho menos mañana.

Cuando el Intendente de Ituzaingó Alberto Daniel Descalzo se llena la boca justificando un MEGAEMPRENDIMIENTO (que alberga al Hotel Hilton entre otras construcciones) en la entrada de Parque Leloir como “generador de progreso y fuentes de trabajo” sin haber hecho estudios de impacto ambiental ni consulta popular alguna, está claro que festejar en Ituzaingó el “Día Internacional del Medio Ambiente” sería harto hipócrita.

En 1810 en nuestro país, 13 días después de la Revolución de Mayo Mariano Moreno edita el 7 de junio el primer número de la Gazeta de Buenos Ayres para publicitar los actos de gobierno de la Primera Junta.

En Ituzaingó 208 años después estamos en condiciones de decir que el gobierno municipal oculta los actos de gobierno en forma sistemática y planificada.

Tremenda paradoja entonces la de un Intendente que se escuda en el “progreso” para los negociados, y no utiliza ese “progreso” para publicitar los actos de gobierno.

Hace 208 años en esa primera edición, Mariano Moreno decía: “El pueblo tiene derecho a saber la conducta de sus representantes, y el honor de éstos se interesa en que todos conozcan la execración con quien miran aquellas reservas y misterios inventados por el poder para cubrir sus delitos. El pueblo no debe contentarse con que sus jefes obren bien, debe aspirar a que nunca puedan obrar mal. Para logro de tan justos deseos ha resuelto la Junta que salga a la luz un nuevo periódico semanal con el título de Gazeta de Buenos Aires”.

Las posibilidades técnicas para imprimir eran limitadas. La imprenta disponible en la ciudad para 1810 era la que se encontraba en la Casa de los Niños Expósitos, un artefacto símil al que había inventado Gutenberg tres siglos antes y, por lo tanto, rudimentario en su tipografía y capacidad de producción.

A nadie se le escapa que los avances tecnológicos en este siglo eliminan cualquier excusa que podrían esgrimir los gobernantes a la hora de “publicitar los actos de gobierno”.

Algunas de las pruebas:

  1. Nadie conoce la lista de los empleados que contrata la Municipalidad de Ituzaingó.
  2. Cuando los concejales tienen que aprobar la Rendición de Cuentas de la Municipalidad reciben la documentación unos pocos días antes (miles de fojas).
  3. Cuando se tratan temas “delicados” los periodistas no pueden hacer su trabajo en el recinto del Honorable Concejo Deliberante.
  4. La “pauta publicitaria” le fue negada hace más de una década a La Voz de Ituzaingó, siendo este mecanismo una forma de que los gobiernos garanticen la sustentabilidad de los medios de prensa.
  5. Cuando algún concejal ha pedido ver los Contratos de Recolección de Residuos y del Servicio de Ambulancias de Salud Protegida (los dos en los que se gasta más dinero) no lo ha obtenido.

Estos son algunos de los fundamentos por los cuales no vemos motivos en Ituzaingó para festejar el Día del Medio Ambiente y el Día del Periodista y sí aprovechamos para denunciar el Desembarco en nuestro distrito de prácticas que en nada tienen que ver con una ciudad Sustentable y Democrática.

5 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • Laura Bensa en junio 6, 2018 a las 22:13
    • Responder

    Más claro, imposible…

    • Luis Saez en junio 6, 2018 a las 23:16
    • Responder

    Excelente y muy valiente nota, felicito a su autor y adhiero incondicionalmente a sus postulados. Luis Saez

    • Silvia en junio 6, 2018 a las 23:24
    • Responder

    Te felicito por tu empuje

    • Andres Favaron en junio 11, 2018 a las 19:37
    • Responder

    Impecable

    • Juan Carlos Cinte en junio 12, 2018 a las 00:43
    • Responder

    Una verdad que algunos partidos del distrito no se animan o no conviene hablar……….por algo será.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.