LOS SALVADORES DE LA ARGENTINA

A PROPOSITO DE LAS AMENAZAS DE BOMBA EN COLEGIOS

Somos así: argentinos, y por algo nos distinguen en el mundo. Es mentira que nos consideran “garcas”, tal vez esta fábula se ha corrido porque –a lo mejor oleadas inmigratorias mediante- solemos destacarnos mucho en lo que hacemos y sobre todo en lo que nos proponemos.

Tal vez por eso hizo falta muchos muertos y desaparecidos para aquietarnos.

A lo mejor por tener tantos recursos naturales no nos preocupa tanto la escasez ni la previsión, pero somos así: argentinos.

Y llegamos a serlo seguramente a la luz y  también a la sombra del crisol de razas.

Por eso también nos “revienta” que crean que somos tan “boludos” de dejarnos influir masivamente para votar a tal candidato para que “nos salve de esta inseguridad y caos en el que vivimos”.

Respetamos y nos solidarizamos con las comunidades educativas de los Colegios Siglo XXI, Alberdi, Foscolo, Edison y Estrada que han recibido amenazas de bombas en los últimos días, pero como pueblo de Ituzaingó no nos vamos a dejar condicionar por estas situaciones para –como creemos muchos-se logre el objetivo de algunos de  incidir en nuestro voto para favorecer a uno u otro candidato en las próximas elecciones para las que faltan solo 25 días.

Algunos encontrarán similitudes con los saqueos que le armaron a Alfonsín, otros dirán que esto está armado por Macri para victimizarse, lo que sí está claro que la mayoría de los ituzainguenses ya tiene decidido su voto y estas “amenazas de bomba” solamente joden a los docentes, auxiliares, empleados, alumnos y padres que se desesperan cuando pasa algo así en el segundo hogar de sus hijos.

Hacemos un llamamiento a los dirigentes políticos actuales, y a los por venir: “no se crean salvadores de nada, muchachos, no nos van a hacer pelear a muerte entre nosotros, en el mejor de los casos serán meros administradores de los dineros públicos,  simples empleados en quienes delegamos el futuro de nuestra ciudad. De ustedes pueden salir estadistas, si se lo proponen, pero también ladrones, traidores. Pero tengan en cuenta que esto no es eterno. Quindimil ya no está más en Quilmes, Othacehé tampoco en Merlo y próximamente Descalzo tampoco en Ituzaingó. Está en sus propias manos ahora hacer un cambio de rumbo y poder quedar en el bronce, o irse escupidos e ignorados por la gran mayoría.

Ah, y de paso te recuerdo, la palabra “boludo” la inventamos nosotros y justo un día como hoy hace 89 años comenzaba a funcionar acá, en este bendito país, la primer línea de colectivos de Latinoamérica.

Daniel Jorge Galst

1 comentario

    • Mariana en septiembre 27, 2017 a las 17:51
    • Responder

    En el colegio Bunge tuvimos 3 amenazas de bomba en una semana! Para que agreguen al informe.

Responder a Mariana Cancelar respuesta

Tu email nunca se publicará.