ITUZAINGO. FENOMENOS CLIMATICOS

Julio 2007: nevada
Abril 2012: tornado
Agosto 2013: granizada violento

¿No es suficiente como para que empecemos a hacer algo para estar preparados?

Parece que el cambio climático vino para quedarse y la verdad no vemos ni escuchamos que nuestra sociedad se esté preparando para situaciones críticas.

Y lo decimos con seguridad y sin medias tintas, porque si se estuviera haciendo algo, seguramente somos los medios los encargados de colaborar con la difusión y concientización para que estemos a la altura de las circunstancias y que los daños sean menores.

1 comentario

    • Martín Krzyszkowski en septiembre 1, 2014 a las 13:32
    • Responder

    La Voz de Ituzaingó

    Cada vez es más necesario que Ituzaingó empiece a pensar las problemáticas ambientales desde un enfoque de la gestión de riesgo, el tornado claramente dejo al descubierto las falencias, la improvisación y la falta de recursos para afrontar un desastre ambiental o en realidad de cualquier otra índole, y ciertamente desde entonces mucho las cosas no han cambiado.
    En aquel entonces desde mi función gubernamental, propuse un conjunto de medidas técnicas y procedimentales que fueron descartadas por la gestión y que lamentablemente hasta donde me consta no fueron reemplazadas por otras medidas que fueran en el mismo sentido, claro esta que lo propuesto siempre esta al análisis, critica y discusión, de manera de encontrar métodos y formas superadoras, pero que en este caso todavía están a la espera de ser atendidas.
    Solo como vista de lo que a mi entender pueden ser pasos favorables en ese sentido y dejando a la discusión 4 lineas que permitirían que los vecinos puedan sentirse mas seguros y protegidos, me atrevo a enumerar.

    1. Desarrollar un plan estratégico de gestión y prevención de riesgo, basado en el paradigma de la planificación estratégica situacional, que contemple de manera exhaustiva el diagnóstico situacional, en sus dimensiones institucionales, de vulnerabilidades, infraestructura, educación, tecnológicas, etc.; que incorpore una planificación estratégica flexible, con objetivos claros, con procedimientos estandarizados pero no anquilosados, que integre a los distintos actores sociales; y finalmente que posea herramientas claras de evaluación y corrección en todas sus etapas de manera que permita conformar un proceso de mejora continua.

    2. Incorporar herramientas tecnológicas modernas y adecuadas en todos los niveles y procesos claves, como ser comunicaciones, recolección de información sensible y monitoreo (meteorológica, emisiones, ubicación de los recursos y su estado, etc.) y recursos logísticos adecuados y suficientes para las áreas de la defensa civil, la salud, la seguridad y administración.

    3. Llevaría adelante campañas de concientización y capacitación para la población y agentes públicos que expliquen claramente los riesgos y acciones concretas a llevar en caso de emergencia, que asignen roles específicos y contemplen la realización de simulaciones de eventos y espacios de discusión y construcción colaborativa.

    4. Trabajar fuertemente en la disminución de los factores de riesgo, en la reducción de las vulnerabilidades y en la continuidad de la lucha contra las desigualdades y la exclusión, el fomento de las prácticas solidarias y el trabajo público honesto.

    Saludos!

    Martín

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.