ESCAPE DE GAS AMONIACO EN GAONA Y CORRO. LA MUNICIPALIDAD CLAUSURA PREVENTIVAMENTE

4 horas habían pasado de la Navidad de 2014 cuando un escape de gas de amoníaco inundó los alrededores de un establecimiento que se dedica a proveer de frío a empresas del rubro alimenticio.
Logísticas Marplatenses se encuentra en el edificio en el que desarrollaba anteriormente la actividad de chacinados la empresa Chapecó.
Cuando llegamos al lugar después del mediodía estaba actuando el OPDS (organismo provincial), el Director de Defensa Civil Roberto Gondart con su equipo, el comandante de Bomberos Jara con varios de sus efectivos munidos de los trajes especiales necesarios para estos casos.
Ni bien se produjo el escape, ubicados en el lugar los Bomberos Voluntarios de Ituzaingó se encargaron de golpear las manos casa por casa para anoticiara los vecinos recomendándoles algunas medidas como encerrarse lo más posible, no prender los aires acondicionados y usar ventiladores.
Cuando Defensa Civil Junto a Bomberos y la gente del OPDS pudieron resolver las consecuencias más graves del escape se retiraron del lugar, y una hora después operarios de la empresa forzaron la extracción de los gases de amoníaco desde adentro del establecimiento, produciendo otra nube más que afectó a los vecinos que pensaban ya estar a resguardo.
En horas de la tarde el Director Administrativo del Hospital Gustavo Cornejo estuvo recorriendo la zona afectada para seguir la evolución de algunos de los vecinos que habían sido derivados al Hospital por problemas respiratorios.
En resumen: una empresa que causa un daño a los vecinos de alrededor, un municipio que actúa diligentemente, bomberos voluntarios como siempre, y para rematarla la empresa tratando de eliminar los rastros inunda de gases al vecindario.
Calculo que al estar en esa época entre navidad y año nuevo en que el espíritu de las fiestas desparrama sus dones, alguno de ellos obrará en el Intendente Descalzo para que tome alguna medida, por un lado que tenga que ver con la prevención para este tipo de “accidentes” y por el otro para castigar la actitud de –una vez producido el daño- tomar acciones que lo repitieron. En definitiva para que –como dice Descalzo- Ituzaingó vuelva a ser la Córdoba chica que alguna vez fue.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.