VECINOS ENOJADOS DE UDAONDO SON RECIBIDOS POR EL DELEGADO MUNICIPAL

Vecinos autoconvocados de Udaondo frente a la Delegación Municipal.

Carteles de reclamos históricos. Corte de la Avenida Martín Fierro. Un nutrido grupo de agentes de la Policía Local impidiendo que entren los 30 vecinos reclamantes.

Palabra va, palabra viene, chicanas, pero sobre todo reclamos para ser bien tratados por las autoridades. Pero no solo vecinos buscando buen trato, sino respuestas para sus pedidos que ya llevan por lo menos 3 años.

Pablo Molina, el delegado  municipal, les comunicó por un empleado que iba a recibir a 3 vecinos. Tire y afloje. Conciliábulos. Finalmente entraron  4 y el director de La Voz de Ituzaingó.

Los vecinos le reclamaron a Molina varias cosas, muchas de las cuales ya le habían solicitado a Pablo Descalzo y al concejal Juan Manuel Alvarez Luna:

Que al ratito de estar en el lugar se encontraron que había más policía que vecinos.

Que nunca los atienden en sus reclamos.

Que necesitan que la Municipalidad reponga la línea comunal 504 y que llegue a Udaondo.

Que se ocupen de plantearle a EDENOR que termine con los cortes reiterados y prolongados del suministro eléctrico.

Que se ejecute el Presupuesto Participativo para la zona.

Que asfalten la calle La Tradición.

Que no permitan una planta de bombeo de líquidos cloacales en la Plazoleta de Ciudadela y Tabaré.

Que busquen un camino alternativo para desviar el tránsito con la obra de asfalto de La Tradición.

Los ánimos de los vecinos estaban caldeados y el Delegado Municipal fue recibiendo sus reclamos tratando de tranquilizarlos. Para esto se comprometió a acercarles una copia de la presentación que hizo la Municipalidad de Ituzaingó ante AYSA planteándole la reubicación de la planta de bombeo que en principio estaba destinada a la Plazoleta de Ciudadela y Tabaré.

Respecto del asfalto de La Tradición, reclamo de vieja data, los vecinos le planteaban que no se puede encarar una obra de semejante envergadura, en época de lluvias sin haber elegido un camino alternativo para desviar el tránsito. Molina les respondió que era poco previsible el tema de las lluvias, y les informó que la empresa a cargo del asfalto era Borgo

En referencia al Presupuesto Participativo y su falta de ejecución Molina se comprometió a averiguar en qué estado estaba ese tema.

LOS VECINOS NECESITAMOS SER ESCUCHADOS, PERO DE VERDAD! ¡NOS CANSAMOS! Era una de las frases que se repitieron durante la reunión por supuesto por parte de los vecinos, una de las cuales propuso que las autoridades municipales se pusieran en contacto con el INTA para usar un camino interno dentro de su propiedad para poder desviar el tránsito y aliviar los problemas a los vecinos.

El Delegado Municipal trató en todo momento de llevar tranquilidad y esclarecimiento a los vecinos: “Tradición en 3 o 4 meses estaría terminada… en breve empiezan a hacer la obra de la Cuenca Chimborá con plata del gobierno nacional, y con esto se solucionaría el tema de las inundaciones, sobre todo de la zona de Ranchos y Santos Vega; si a esto le agregamos que se comenzó con las cloacas, en esta zona de Udaondo estamos mejorándole la calidad de vida a los habitantes”.

Pero los vecinos no quedaron del todo convencidos: “Nos viene a hablar de cloacas, cuando en Barrio Nuevo tenemos 4 calles asfaltadas… es como para no creerlo” y otra vecina centró su reclamo en el tema ecológico: “los concejales deben votar por el bien común, Y NO POR LOS INTERESES DE EDUARDO CARFI”, en clara alusión a que esa inmobiliaria está tratando de convertir –con la anuencia del oficialismo- a la avenida Udaondo en zona comercial.

Al término de esta reunión entre los representantes de los vecinos de Udaondo y el Delegado Municipal los ánimos estaban algo más distendidos y aunque esperan las concreciones y gestiones de las que habló Pablo Molina, no renuncian a seguir presionando para ejercer sus derechos.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.