RAGOLIA Y DESCALZO CONTAMINAN A VECINOS DE ITUZAINGO

La máquina que vino a hacer el pavimento con el que RAGOLIA y Descalzo intentan
tapar la boca a los vecinos que se quejan por la contaminación de la fábrica

Todo empezó en el 2016 cuando los vecinos de Barrio Parque Hermoso vieron irrumpir maquinarias y en poco tiempo la empresa RAGOLIA comenzó a construir lo que dijeron sería un local comercial y depósito y –a pesar de las quejas de los vecinos- el 29 de junio de 2019 el Intendente Descalzo y su Concejo Deliberante con mayoría oficialista le permitió POR EXCEPCION que funcione una Industria contaminante permitiéndole el tránsito pesado en una zona donde las leyes lo prohíben.

EDENOR CÓMPLICE DE LA EMPRESA

Claro que hubo cómplices, por ejemplo la empresa EDENOR que le dio una potencia para que funcione una industria que no tenía la habilitación correspondiente sabiendo que es una zona residencial.

Todo con la excusa de que la empresa deberá contratar el 75% de los trabajadores de Ituzaingó y con la contraprestación de 4 cuadras de asfalto para la calle Los Paraísos (donde está instalada Ragolía) por un valor de 8 millones de pesos a cargo exclusivo de la empresa.

El movimiento de tierra que hizo la empresa que venía a empezar el pavimento
sin autorización municipal

Los que no conocen del tema pensarán que el asfalto es “un avance para los vecinos”, y sin duda en general es un anhelo, sobre todo para pobladores de Villa Udaondo que conviven con baches en mejorados o simplemente con el barro cotidiano; y así es, pero llama mucho la atención que esto sea resuelto por las autoridades del distrito –entre gallos y medianoches- con la anuencia de la empresa denunciada, sin una audiencia pública, o siquiera una reunión con los vecinos afectados y denunciantes desde hace 3 años.

EMPEZABAN A PAVIMENTAR SIN AUTORIZACIÓN

Ni que hablar cuando uno le agrega un condimento más: la empresa pavimentadora comenzó los trabajos el 1° de agosto de 2019 sin autorización de la Municipalidad de Ituzaingó. O sea que el olor que despide el manejo entre la Municipalidad, el Concejo Deliberante con mayoría oficialista y Ragolía es tan nauseabundo que recuerda el que despedía la empresa AMASIA que estaba instalada a pocos metros de allí y que también contaminaba a los vecinos de Parque Hermoso.

La ordenanza de la cual los vecinos afectados y denunciantes no tenían conocimiento

El vecino José Luis Cicaro, principal denunciante contra Ragolia, el Municipio, el HCD, el Defensor del Pueblo, Edenor, OPDS estaba de viaje hace una semana cuando comenzaron a marcar la calle y le comentaron  a un vecino que salió a mirar que “la Municipalidad iba a asfaltar la calle Los Paraísos”, agregando confusión al tema.

El jueves 1° de agosto de 2019 José Luis escuchó ruido de máquinas, salió y vio como las máquinas querían comenzar con los trabajos para el asfalto de la calle Los Paraísos. Habló con el contratista, le pidió las autorizaciones pertinentes y ante la negativa y la insistencia de los vecinos, el contratista se retiró del lugar.

LA ORDENANZA LEGITIMANDO LA CONTAMINACIÓN ESTABA BIEN GUARDADITA

A continuación los vecinos comenzaron las averiguaciones y consiguieron de una fuente no oficial la ordenanza donde se “abrocha” la habilitación de la fábrica de Ragolía por el módico precio del asfalto para las 4 cuadras de la calle Los Paraísos.

El lector imaginará la reacción de los vecinos que se dirigieron al Palacio Municipal para pedir explicaciones que todavía no han recibido.

QUE RAGOLIA VUELVA ATRÁS

La postura de los vecinos es clara: Ragolía tiene que volver atrás al momento en que pidió autorización para funcionar como local comercial y depósito, desmontar la grúa para 50 toneladas y respetar a los vecinos de la zona.

El Municipio y el Concejo Deliberante que están para defender a los vecinos, las leyes vigentes y los derechos adquiridos de los que están viviendo allí hace 40 años no lo están haciendo y algunos sospechan que semejante cantidad de infracciones se dejan pasar por algunos dinerillos que estaría pagando Ragolía para conseguir sus fines.

ANTECEDENTES CONTAMINANTES

  1. Los vecinos de esta zona residencial ya fueron invadidos en su tranquilidad en la década del 90 cuando empezaron a instalarse boliches bailables sobre colectora, a pesar de sus protestas. La Municipalidad tuvo que cercar la Plaza de Parque Hermoso para que los asistentes a los boliches no estacionaran allí, como un pequeño ejemplo.
  2. AMASIA se llamaba la empresa que frente al Restaurante Punta Libre (en aquella época El Molino) se dedicaba a la curtiembre y tiraba líquidos terriblemente contaminantes a la zanja y de allí al Arroyo Soto.

UN RIESGO PARA LA SALUD

El problema es preocupante porque, además de producir silicosis, la sílice parece implicada en otras enfermedades​ y la repercusión económica y social es importante. Se siguen observando casos graves de silicosis. Hay evidencia suficiente de que la sílice está implicada en el cáncer de pulmón,​ en la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC)​ y en la tuberculosis pulmonar.​ La silicosis es considerada un problema de salud pública.​ La sílice ataca un órgano vital, poniendo en riesgo la vida del paciente. Los límites de exposición recomendados son difíciles de conseguir y no parecen proteger lo suficiente.

Un pulmón enfermo con silicosis.

1 comentario

    • María de los Ángeles en agosto 4, 2019 a las 19:26
    • Responder

    Modus Operandi de nuestros políticos. QUISIERA SABER QUE CONCEJALES VOTARON LA NUEVA EXCEPCIÓN

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.