ESTA PUTA COSTUMBRE DE CREERSE LOS SALVADORES

Hace más de una década que venimos escuchando de una parte de la sociedad de Ituzaingó que hace falta un recambio en el gobierno municipal.

Tal vez hace el mismo tiempo que escuchamos de unos pocos pero influyentes que no hay una figura que reemplace a Alberto Descalzo en la Intendencia de nuestro querido pueblo.

Y se hizo carne en bastante gente en el distrito de que de alguna manera Descalzo se fue quedando porque no había otro, y después de mandar a foguearse a alguno de sus segunda línea, terminaba candidateándose él para no perder el gobierno.

Como ya hemos dicho en alguna oportunidad en estas líneas, para el bronce seguramente no es que quieren perpetuarse, porque cada vez está más lejos… entonces ¿para qué es que el primer mandatario se ha propuesto una y otra vez?

Algunos piensan que para acrecentar los negocios y asegurar las inversiones.

Otros malpensados están convencidos de que lo que quiere Descalzo es asegurarse de que el próximo Intendente no lo investigue, por eso es que lo mejor es que sea alguien puesto por él, y de ser posible, formado por él.

Esto no fue privativo de nuestro 6 veces Intendente y en los últimos días nos hemos enterado –aunque veladamente porque hay medios que privilegian las pautas publicitarias que cobran- que en la Universidad de Morón viene pasando lo mismo hace como 20 años. No es casual, la Alta Casa de Estudios maneja un presupuesto similar al de la Municipalidad de Ituzaingó de 1000 millones de pesos al año.

Tampoco es casual que el Decano de la Facultad de Derecho de la Universidad es el mismo que fue Defensor de la Seguridad, Concejal y en la actualidad Defensor del Pueblo de Ituzaingó, el Dr. Bruno Corbo. Al igual que el Intendente Descalzo comparten los afanes de perpetuarse en el poder.

Corbo sigue atornillado en la Facultad y también lo estuvo en estos casi 20 años en diversos cargos en la Municipalidad de Ituzaingó.

Seguramente los que defienden las 5 reelecciones de Descalzo también harán lo mismo con Corbo… pero entonces cuando pasan cosas graves como las denuncias por la venta de títulos en la Universidad de Morón habría que recordarle al Decano que “cuando a uno le gusta el durazno se tiene que bancar la pelusa”.

Las reelecciones infinitas vienen de la mano de las corrupciones endémicas… Y si no… ¿por qué se desesperan tanto por ganar las elecciones una a una, tratando de asfixiar a los opositores? ¿Por patriotismo?

¿O será esa puta costumbre de creerse los únicos salvadores del pueblo de Ituzaingó y de la comunidad educativa de la Universidad de Morón?

Daniel Jorge Galst

1 comentario

    • Juan Carlos en noviembre 30, 2016 a las 10:17
    • Responder

    Estos dos personajes siniestros, Descalzo y Corbo siguen en sus puestos porque han sabido construir un estado paralelo al deseado por los habitantes de Ituzaingó.

    También están aun allí porque algún sector económico los sostienen para sus intereses, teniendo en cuenta que pueden y son capaces de cualquier cosa.

    Además trabajando en conjunto, como lo hacen, pueden cubrirse las espaladas el uno al otro y así hacer que triunfen los corruptos, el ejemplo mas claro es que cualquier queja o denuncia contra la municipalidad resulta a favor de los corruptos¡¡¡¡¡¡¡

    Si analizamos la oposición, son mas de los mismo. No será que el pueblo de Ituzaingó es realmente así como un pequeño Descalzo?????

    Realmente espero que NOOOOOO, pero no estoy muy seguro que sea así.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.