ESCÁNDALO COLEGIO MACKAY ITUZAINGÓ

foto-frente-cole

Hace años que se escucha que “hay problemas en el Colegio Mackay”.

Nuestro medio recién tomó contacto con las denuncias de decenas de padres recién ayer 22 de noviembre de 2016 y es como si una “caja de Pandora” se abriera ante nuestros ojos cuando escuchamos a algunas de las madres personalmente en la manifestación frente al Colegio hoy 23 de noviembre y por teléfono a medida que íbamos desenredando la madeja de los “desmanejos” de esta institución dirigida por el señor Oscar Padula.

En todos estos años la DIPREGEP que vendría a ser el organismo encargado de inspeccionar a los colegios privados no se ha movido demasiado.

Durante el día de ayer pudimos charlar unos minutos con el señor Padula quien ante la noticia publicada en LA CIUDAD WEB nos dijo que era todo falso y que esto constituía la mejor publicidad para el Colegio Mackay ya que ya se estaba hablando en las redes sociales “que en el Mackay no se jodía” (textual).


Cuando a las 10 de la mañana del día siguiente me acerqué al establecimiento, anoticiado que las madres iban a manifestarse y que venían de medios nacionales, el señor Padula nos atendió y comentó: “estamos pidiéndole a los padres de todos nuestros alumnos que los vengan a retirar del Colegio para que no escuchen las barbaridades que a lo mejor pueden decir las madres exaltadas en la vereda de la escuela ante los canales de televisión”.

El único canal presente fue CRONICA que estuvo haciendo notas en la puerta del establecimiento, no fueron atendidos por ninguno de los directivos y cerca del mediodía algunos padres que querían retirar a sus hijos se encontraron con que no les abrían la puerta de vidrio exterior, que habían cerrado las puertas interiores y estuvieron golpeando infructuosamente y tocando timbre hasta que después de llamar al 911, y luego de que se hicieran presentes 5 policías, los padres pudieron retirar de a uno por vez a sus hijos.

En el interior de la Escuela estaban todos sus directivos como abroquelados con temor no se sabe a quién, porque las pocas madres que estaban en el lugar no manifestaron ninguna agresividad. También estaban allí algunas de las inspectoras de DIPREGEP que en ningún momento salieron a dar explicaciones a los padres. Realmente no les quedó muy claro a los padres de los alumnos a quién estuvieron representando las inspectoras.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.