EL PERRO DE LA PRIMERA DAMA

Erase una vez un presidente radical con una esposa y un perro insoportablemente malo, hasta tal extremo que a alguien se le ocurrió mandarlo al Hogar Martín Rodríguez donde ya habían implementado la Mascotaterapia llevando la población canina al límite soportable y un poco más.
Allá por 1951 en el Martín Rodríguez -o la Colonia como la conoce todo el mundo- nació la geriatría para la Argentina sin saber sus impulsores que 63 años después una de sus residentes iba a ser despedazada por una jauría de perros dentro de la institución que nació para albergarlos (a los viejos).
Hace unas horas estuve charlando con el ombudsman de la Tercera Edad, Eugenio Semino para ponerlo al tanto y en definitiva para aunar esfuerzos para tratar de que estos hechos no se repitan nunca más en una población tan vulnerable (los viejos).
101 son los perros que conviven con los 800 viejos en Ituzaingó sur. Muchos de ellos (los perros) fueron arrojados de cachorros en el predio de 40 hectáreas, propiedad del gobierno de la ciudad de Bs. As.
La directora actual del Hogar firmó un acta de convivencia con una de las residentes que se encarga de varios perros, uno de los cuales habría sido el que despedazó a Olinda de 87 años mientras iba a visitar a una amiga en otra residencia a 100 metros de distancia.
Firmó un papel como si con ese acto pudiera deslindar la responsabilidad por tantos ataques a manos de los (¡¡irresponsables!!) perros que habitan el Hogar. Ataques a proveedores, mordidas a residentes, empleados… y ahora esta horrible muerte.
Así estamos viviendo. En una sociedad en la que cada uno trata de cubrirse. Una sociedad donde hay que tapar todo lo que pueda perjudicar nuestra imagen o nuestro trabajo.
Atrapados entre la obligación (profesional) de denunciar lo que está mal (¡MUY MAL!) y por otra parte (la moral) de preservar un lugar tan necesario para estos 800 viejos como el Hogar Martín Rodríguez.
Vendrán tiempos difíciles. Seguramente hay una denuncia penal por el fallecimiento de la viejita en tan horribles circunstancias. Sabemos que la Justicia en nuestro país es lenta, es por eso que hacemos público un llamado a las autoridades pertinentes:
«Es de vital importancia que solucionen la superpoblación de perros en el Complejo Hogar Martín Rodríguez – Viamonte. Desde nuestro lugar no tenemos que imaginar cuál es la solución a aplicar, pero después de 40 días de ocurrido este terrible episodio no puede ser que no haya cambiado nada en esta institución».

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.