EL CASO DE PARQUE LELOIR

Así era Villa Udaondo en 1938. Vista aérea, gentileza de Guillermo Villegas.

EL DERECHO DE AUTODETERMINACION DE LAS MINORIAS VS. EL ABUSO DE PODER LOCAL

Hemos tomado algunos párrafos de una interesante y cruda reflexión de GUILLERMO VILLEGAS, histórico vecino de Parque Leloir y fundador de PLAC:

En el caso de Parque Leloir es un caso de tiranía en diminuto contra una minoría, esto es contra los vecinos de Parque Leloir, por un doble motivo:

  1. Ideológico setentista y de discriminación, por tratarlos de cogotudos, oligarcas, sectaristas, elitistas, sin ningún asidero más que por la belleza del lugar, lo que hace que en vez de fomentar la concordia fomenta la discordia.
  2. Económico, de tipo inmobiliario. Sabido de los proyectos de grandes edificios en el Parque, a saber, entre otros: el Procasa, complejo de 26 viviendas en lotes de 200 mts, aproximadamente cuando lo permitido era una vivienda por cada 1.500 mts. La cadena de hoteles alojamiento sobre la autopista, Pizza Banana: el intento bajo rumores de comercializar por vía de excepción Martín Fierro en los 2000, etc.

Ahora se rumorea que quieren instalar un Hotel en el Parque y circulan videos de grandes deforestaciones en De los Reseros y Martín Fierro.

¿Qué hacer con una administración que se va constituyendo en una dinastía (está en el poder desde su creación en 1995) y comete una larga serie de abusos contra los vecinos del Parque, pretendiendo transformarlo mediante una serie de excepciones y tolerancias de situación de hecho, que llevarán a la larga a la defunción del parque en tanto reserva ecológica?

Esto lo hemos expuesto porque la larga experiencia en el terreno de los hechos para la defensa del Parque nos hace alertar que algunos son como maniqueístas, quieren hacer una sola cosa que creen la verdadera, pero no es así.

Hay que hacer las dos cosas a la vez: la que ve el árbol pero también la que ve el bosque, la que lo ve en foto pero también la que lo ve en película. Esto puede ocurrirle inclusive a los más prestigiosos estudiosos.

(….)

Aquí pasa lo mismo, tanto hay que detener la destrucción inmediata del parque como intentar terminar de una vez por todas con esta administración nociva para los lugareños. Son más de 25 años que soportan las arbitrariedades de este poder municipal, pese a la buena voluntad de los vecinos, a saber, que enumeraremos algunas:

  1. Como no tenían tiempo para estudiar donde hacer un complejo de viviendas, se les ocurrió en 1991, hacerlo en el predio donde hoy está PLAC. Los vecinos de Leloir actuaron como una Secretaría Ecológica y de Vivienda, buscaron un lugar con el doble de extensión en un barrio con cloacas, colectivos, pavimentos, etc. Y protegieron la añosa arboleda. Al tiempo que firmábamos el contrato de permuta, estaban aprobando una cadena de hoteles alojamiento en infracción a las normas. Una mala jugada.
  2. Para el 2000, el poder se asustó porque Hurlingham reclamaba todo Villa Udaondo como perteneciente a ese partido. Cuando escuchamos los rumores de ello y no confiando en la dedicación al estudio de los municipales, sin advertir a nadie, PLAC publicó una revista donde se ponían disimuladamente todos los datos para refutar la pretensión de Hurlingham.
  3. Frente a las usurpaciones, casas de fiestas ilegales PLAC tuvo solitariamente que hacer frente a ellas con los riesgos que implicaba, sin colaboración municipal, inclusive tuvo que clausurar un negocio ilegal que la municipalidad se demoraba en actuar.
  4. PLAC y sus vecinos tuvieron que desbaratar una banda de encapuchados que asolaba el Parque, ante la inacción de las autoridades.

En conclusión estamos frente a un modus operandi de más de 25 años de infracción al modo de vida.

Si es cierto lo que se dice de transformar Martín Fierro, De La Tradición y Udaondo en comercial, ello condena a la destrucción de la zona ecológica porque se afectan en Martín Fierro las manzanas de ambos lados, en De la Tradición del lado del Parque y en Udaondo las manzanas de ambos lados.

Si como se rumorea se intenta bajar de 1500 a 900 m2, el peligro se agiganta, porque las excepciones declaradas o encubiertas seguirán y es más disimulado excepcionar de 900 a 600 m2 o menos, que desde 1500 m2.

Todos estos negocios proyectados traerán un fuerte golpe para los negocios de Martín Fierro fuera del Parque, para los de Balbín, además que luego seguirán, seguro con la comercialización de Federico Leloir, encerrando al Parque con subdivisiones destinadas al fracaso comercial.

Esto en materia de argumentación se denomina técnica de la dirección: hay un plan maestro (la subdivisión del parque en pequeñas parcelas) y se lo va haciendo de a poco para que los vecinos no se den cuenta (excepciones, negocios de todo tipo, tolerancia con las construcciones, con la deforestación, etc.)

Esta atomización ya estaba en mente de los municipales en 1991 cuando proyectaron lotes de 200 m2 y complejo multivivienda, fueron poco a poco permitiendo, tolerando todo tipo de infracciones para que luego aparezca como que la gente quiso la transformación.

 

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.