DETUVIERON A INHIBIDORES DE ALARMAS EN LELOIR

Ayer, 13 de febrero al mediodía personal policial de la Comisaría Las Cabañas es alertado por comerciantes del Polo Gastronómico de Martín Fierro en Parque Leloir, sobre la presencia sospechosa de un sujeto merodeando por los frentes de restaurantes y un Renault Megane color gris que circulaba muy despacio y muy cerca del individuo citado.

Se dispuso Operativo Cerrojo con móviles del Comando de Patrullas Ituzaingo, G.T.O. jurisdiccional y U.P.P.L. Ituzaingo, logrando dar con el vehículo en cuestión escondido en Del Cimarron entre Av Martin Fierro y Acceso Oeste (a la vuelta de Bonafide).

Al ver a la policía, los sujetos intentan fugar a alta velocidad pero son interceptados en Acceso Oeste y De los Reseros.

Delante de un testigo se comprueba la existencia dentro del Megane de un artefacto denominado inhibidor de frecuencias de alarmas y cierre centralizados de autos con dos baterías para el mismo, cuatro teléfonos celulares, precintos y guantes de látex.

Se procede a secuestrar todos los elementos incluido el vehículo en el que se trasladaban los delincuentes (2 colombianos de 41 y 29 años y una argentina de 25 todos con domicilio en C.A.B.A.), quienes estarían involucrados en otros hurtos y robos en nuestra ciudad.

Inhibidor de frecuencias de alarmas: como se ve en la fotografía es un aparato pequeño que no tiene mucho alcance y que bloquea la alarma del vehículo. En este caso y en general los delincuentes operan por proximidad entre ellos (uno caminando y el otro en un vehículo para ocultar el aparato), cuando ven que un auto se estaciona, desde el auto se bloquea la alarma y el sujeto que va caminando, luego de que el propietario del vehículo (confiado que había puesto la alarma con su control remoto) se aleja, y ahí el sujeto se sube al auto para desvalijarlo de todos los objetos personales que hayan quedado.

Recomendación: verificar al momento de apretar el control remoto que suene la alarma de su vehículo, y –no está de más- comprobar manualmente que las puertas no se abren.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.