CASCO DE LELOIR NO CUMPLE CON LAS LEYES

Los vecinos de los alrededores de “Casco Leloir” están hartos.

Después de hacer innumerables reclamos a la Municipalidad de Ituzaingó desde el año 2002 y cansados que el ente que debería controlar arregle todo con multas, a un grupo de vecinos se les ocurrió en el año 2017 comprar un camión de cascotes y descargarlos en el lugar donde está la boca mediante la cual el emprendimiento inmobiliario vuelca los líquidos que ya pasaron por la planta de tratamiento de desechos cloacales.

Estamos hablando de la intersección de las calles López Buchardo y De la Doma en pleno Parque Leloir, pero el “área de influencia” de estos líquidos es de varias manzanas terminando en la Avda. Udaondo donde los motociclistas ya no pueden circular (cuando el country desagota) y tienen que hacerlo por las veredas; ni que hablar cuando algún desprevenido peatón es sorprendido por una catarata de aguas “non sanctas” mientras espera el colectivo, fruto de algún automovilista desaprensivo o demasiado apurado.

Ya hay vecinos que están pensando en tirar concreto en la boca de desagüe, ya que no ven otra forma de solución después de acudir a quienes deberían controlar y solucionar estas infracciones a las leyes vigentes.

Hace varios años cuando se puso en marcha el barrio cerrado “María del Parque” por una nota recibida de vecinos fuimos a constatar (y luego publicamos) cómo los desechos cloacales eran vaciados por el emprendimiento inmobiliario, directamente en la zanja de una calle de tierra de los vecinos circundantes; luego de tomar estado público, las autoridades municipales los obligaron a instalar un desagüe que conecta la planta de líquidos cloacales directamente con el Arroyo Soto.

Ahora bien: el sistema de Planta de Tratamiento de Líquidos Clocales consiste en una cámara donde entran y por un procedimiento se “purifican” pudiendo tirarse en este caso al Arroyo Soto. En el medio quedan “barros”, estos barros deben ser retirados por una empresa especializada para su destino final (se supone no contaminando), pero todo esto hay que pagarlo y es mucho más barato, hacer pasar los líquidos cloacales en forma directa y cuando te multan… pagás la multa.

En el caso de “Casco de Leloir” el administrador tuvo el coraje de decirle a uno de los vecinos que fue a quejarse: “la multa siempre es más barata que una obra bien hecha”.

Ver la nota que hicimos en el año 2017 acá

2 comentarios

  1. Que se puede decir?… actitudes cómo está abundan en el parque. Gente que se parece a lo tiran a la calle también…

    • Andres Favaron en enero 28, 2019 a las 09:53
    • Responder

    yo no entiendo los vecinos que vivimos en Ituzaingó como volvemos caer en las mismas manos. Es puro masoquismo. Seguridad desastrosa, calles de guerra civil, no hay cloacas, no hay agua corriente, destrozan la naturaleza por negociados, aumentan los impuestos, tallan arboles vivos en nombre de la «cultura», no rinden cuentas ni informan su patrimonio, se perpetúan en el poder por nuestro voto… que mas falta? que te vengan a dormir en tu casa??
    Realmente vivir asi no es digno de quien paga impuestos. Algún dia dejaremos de ser sumisos con esta lacra que nos gobierna a nivel municipal, provincial y nacional. Tenemos los peores políticos del planeta, el peor estado y estamos sentenciados por descalzo.. Y evidentemente somos los peores vecinos los mas egoistas y los mas ignorantes.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.