CARLOS, EDGAR, GASTON. NO FUE ACCIDENTE

los-3

Aclaramos que a la fecha de encarar estas líneas nos comunicamos solamente con familiares de Carlos Lascio. Eso no quita que agreguemos más testimonios en un futuro inmediato.

ADVERTENCIA: Las imágenes que acompañan a esta nota son duras, cruentas, lastiman, pero SON REALES.

Por pedido de otro de los familiares de los chicos hemos retirado una de las imágenes, por respeto a su memoria.

Eran tres amigos de la calle, de la noche, de la vida, de Ituzaingó.

Cuando pintaba el sueño iban a “la covacha”, uno de esos nichos que quedan “ociosos” en la construcción de los andenes de las estaciones ferroviarias.

A “la covacha” se accedía únicamente por las vías, ni bien trasponían el corralito ferroviario de norte hacia el sur. Hoy hay otro hueco que es el que tuvieron que hacer en la pared de costado para poder acceder luego del incendio.

437ddf33-b222-4905-8243-f3c312dafff5 c6bd1bf6-103c-4879-9035-a158da892cf5

REGLA DE ORO EN “LA COVACHA”

En “la covacha” había reglas según nos cuenta el padre del “Rata” que así se lo conocía a Carlos Marcelo Lascio; y una de esas reglas era no hacer fuego para cocinar, cosa que sí hacían al costado de la Virgencita en Rivadavia a 100 metros del lugar del siniestro.

Se dijeron muchas cosas. Desde este medio preferimos salir tarde pero con información veraz, o por lo menos después de hablar con testigos y familiares.

En el lugar había frazadas y estaba muy al reparo, primer indicio que les hace asegurar a los familiares de los chicos que hay cosas que no cierran.

Lo cierto es que la noche del 13 de setiembre los bomberos se encontraron con dos cadáveres calcinados y a Carlos que fue trasladado al hospital donde murió pocas horas después.

ALGUNAS DE LAS COSAS QUE NO LES CIERRAN A LOS FAMILIARES:

Gastón cuidaba autos en el centro de Ituzaingó y estaba juntando plata para alquilar una pieza. En “la covacha” había $ 1500. O sea que el móvil del robo está casi descartado.

Había frazadas en “la covacha” que no estaban quemadas. Esa noche hacía frío y había mucho viento, así que teóricamente las frazadas deberían estar sobre los cuerpos de los chicos y se hubieran quemado junto con ellos.

Hubo que hacer varias “movidas” y esperar mucho tiempo (para la desesperación que tenían los familiares) para que le cambiaran la carátula y a los chicos les pusieran sus nombres y apellidos reales. Fueron caratulados como NN.

QUIERO QUE VELEN A CARLOS POR LO MENOS DURANTE 2 HORAS

El padre y la madre de Carlos le pidieron a Pablo Descalzo que por favor les consiguiera un velatorio por dos horas para que los amigos de Carlos se pudieran despedir. El presidente del HCD los derivó a la cochería Pache que no aceptó velarlo debido al causal de muerte. Finalmente se consiguió que lo velaran en Reviello.

PERDIERON DE VISTA EL CUERPO EN LA MORGUE JUDICIAL

Cuando Reviello va a buscar el cuerpo a la Morgue Judicial (en la Cárcel) le dicen que habían perdido de vista el cuerpo.

A esta altura los familiares y la multitud de amigos que tenía Carlitos habían decidido que al “Rata” se lo iba a velar sí o sí, aunque tuvieran que hacerlo en el anfiteatro de la Plaza Sur.

Por fin a Carlos Lascio se le devolvió su identidad, dejó de ser NN, se lo veló en Reviello, a metros de “la covacha” y está enterrado en el Cementerio Parque de Hurlingham.

UN VELORIO A LA MEDIDA DEL “RATA”

A Reviello fueron llegando sus amigos, provenientes de todas las tribus urbanas de la zona y –como quería Carlos- lo despidieron con cantos y música.

QUIÉN ERA “EL RATA”

“Cuando estaba en casa aceptaba nuestras normas, lavaba, planchaba, cocinaba, me ayudaba con los trabajos que hago de costura, era mi hijo mayor, mi compañero… Carlos no jodía a nadie…. Yo ya no lo busco más…. Lo único que quiero es saber quién me lo mató”, nos dice Mary.

Juan Carlos que lo crió, por su parte lo recuerda así: “despreocupado, tenía 32 años pero era un pendejo. Pero a su manera era responsable, no formó pareja ni tuvo hijos, porque no los quería dejar en este mundo de mierda, aceptaba las normas de esta casa y cuando quería salsa, se iba para la estación de Ituzaingó… era parte del paisaje y no jodía a nadie… cuando no estaba acá, la calle era su mundo… la policía sabía quién era… y sino fíjate que 2 pitufos fueron a despedirse de él al velorio”.

¿QUÉ QUIEREN LOS PADRES DE CARLOS?

Las filmaciones de las cámaras que hay en las inmediaciones del lugar donde fue el hecho y para conseguirlo se van a presentar como particulares damnificados para poder tener acceso.

¿PARA QUÉ QUIEREN LAS CÁMARAS?

Para corroborar si –como muchos dicen- el fuego fue provocado por un grupo de skinheads que roció a los chicos mientras dormían y les arrojó una bomba molotov.

JUSTICIA Y VERDAD PARA CARLOS, EDGAR Y GASTON

El día 15 de octubre a las 15 hs. desde el mástil de la Plaza 20 de Febrero los amigos de los chicos van a marchar para “visibilizar las muertes de Carlos, Edgar y Gastón. Sus familiares y amigos queremos el esclarecimiento del hecho. Sabemos que el fuego no fue accidental por eso exigimos justicia”.

2 comentarios

    • Ruben Sigaud en octubre 4, 2016 a las 14:02
    • Responder

    Soy el padre de Gaston y estube hasta el domingo en Ituzaingo en casa de mis hijos, mi hijo eligio ese estilo de vida pero fue un hombre bueno con problemas que solo el sabia a ciencia cierta. Deja dos hijos pequeños que aumenta el dolor de mi corazon. Enterramos junto a mi esposa un cuerpo que desamos fervientemente sea el de nuestro hijo. Solicite el ADN a la fiscalia, mi hijo Diego quedo a cargo de representarme en esta causa ….ademas tenemos un abogado a cargo de la causa. Solo pido sea identificado su cuerpo, se investigue como murio y sea una investigacion imparcial. Gracias . Ruben E. Sigaud. DNI 5098705

    • Nadia en octubre 15, 2016 a las 16:50
    • Responder

    Si todas las cámaras funcionaran y los q nos tienen q cuidar lo harian ..esto no hubiese pasado.. los chicos fueron víctimas de la impunidad . Del poco interés q hay de los gobernantes x nosotros los q no estamos en ningún partido. Los q pedimos seguridad. Y los q ahora gritamos justicia x esos pibes q nos cuidaban más q cualquier policia.. media pilaaa.. son seres humanos q eran parte d nuestro barrio.. No murieron. Los mataron. No hay consuelo ..pero si necesitamos paz y q c exclaresca el caso. Mano dura sin excesos.. cámaras q funcionen.. gente q sepa protegernos.. a los chicos no los vamos a recuperar pero x lo menos q ellos sirvan d ejemplo para darnos cuenta d q es cuidad d nadie.. no los olvidemos. Luchemos x la verdad y c q esto no vuelva a suceder.. mi más sentido pésame a las familias y amigos.. con un dolor enorme en el alma..Nadia.. comerciante de ituzaingo

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.