CAMILLI 2600. UNA VERGÜENZA

Si llueve no puede salir de la casa

Los vecinos ya se cansaron de presentar reclamos en la Municipalidad. El Sr. Vargas de Redes les prometió hace mucho tiempo que cuando terminaran el asfalto de la calle Haití, a los 15 días vendrían al barrio aeronáutico a arreglarlo. Lo cierto es que pasaron cloacas y aguas, la calle estaba muy deteriorada, y la responsabilidad de la empresa de servicios (AYSA) es de dejar todo en las condiciones en que estaba: esto es lamentable estado. Cuando llueve a los vecinos les cuesta entrar con el auto, porque los inmensos baches se cubren y hay que andar adivinando en qué lugar pasar para no romper el carter de los vehículos.

 

Ultimo reclamo hecho a la Municipalidad en abril de 2018, acompañado por las firmas de los frentistas de la calle Camilli al 2600

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.