Oct 08

A PESAR DEL FACEBOOK

Originado por una publicación desesperada en el grupo de facebook ITUZAINGÓ, se viralizó que un hombre y una mujer rubia le tironearon a su pequeña hija a una mujer en Videla y Alvear. Que ante la reacción de los vecinos, la devolvieron a su madre.
LOS HECHOS CONTADOS POR AYLEN, LA MADRE
El 5 de octubre de 2017 circulaba en las redes sociales que Aylen Suares de 25 años mientras caminaba por las inmediaciones de Videla y Alvear con su hija de dos años vio como se aproximaba una moto negra con dos varones y una mujer con los cascos colocados.
Aylen al ver como la mujer se le acercaba arrojó su celular dentro de una casa y abrazó a su hija comenzando a gritar. La motociclista se bajó de la moto y la zamarreó. Ante el griterío algunos vecinos acuden en la ayuda de Aylen, mientras la motociclista y los dos varones se dan a la fuga.
Aylen reconoció en la Comisaría que en ningún momento la motociclista le dirigió la palabra, y que no conoce por qué la interceptaron.
Respecto al audio que estuvo circulando Aylen aclaró que su intencion era alertar a las madres de los chicos de Jardín que forman el grupo sobre el confuso hecho del que fuera victima, desconociendo por qué se viralizó y quien lo colgó en las redes con la aparente intención de crear psicosis.
LOS HECHOS CONTADOS POR MARIA HERRERA, QUE SUBIÓ EL COMENTARIO A FACEBOOK
Fue interrogada por personal policial una señora llamada María Hererra, domiciliada en la calle El Salvador al 3000, quien reconoció haber subido las notas al grupo de facebook ITUZAINGÓ luego de haber presenciado el confuso episodio entre los motociclistas y Aylén.
Herrera declara: que ese mismo día en el mismo horario vio a una mujer con una criatura en brazos, que escuchó ruido de una moto de baja cilindrada, conducida por un joven que se detiene junto al cordón de la vereda del lado contrario al que circulaba Aylén, bajándose su acompañante (una mujer rubia que cruza la verdeda hacia Aylén. En ese momento la motociclista rubia se abalanza, Aylén se aferra a su hija y la desconocida la toma de los brazos mientras forcejean. En ese momento María Herrrera comienza a gritar junto a un vecino que llegaba al lugar y Aylén. Ante esto la agresora se dirige a la moco y junto al conductor hacen un ademán de tener un arma entre sus ropas que no exhibieron en ningún momento. En ese momento los desconocidos se alejan en la moto mientras la rubia se reía. María Herrera negó poder reconocer a los agresores de Aylén.

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.