SIMULACRO DEBATE DE LA ONU. NUEVA ESCUELA RICARDO ZANINO

Alumnos de secundaria de la Nueva Escuela Ricardo Zanino de Ituzaingó participaron de una experiencia enriquecedora como pocas a la hora de hablar de las ciencias sociales aplicadas.

La Voz de Ituzaingó tuvo el privilegio de asistir a parte del simulacro de debate en simulación al sistema de la Organización de las Naciones Unidas que ya se está llevando a cabo en otras regiones de la República Argentina.

Durante más de 3 horas los adolescentes y jóvenes que ya venían preparándose hace 90 días presentaron sus posturas y las defendieron en el Salón de la Nueva Escuela Ricardo Zanino de Ituzaingó.

Los más de 60 alumnos asistentes representaron a distintos países en las sesiones de la Asamblea General y en todos los casos tuvieron que dirigirse a la Presidencia integrada por dos profesores del Colegio, teniendo que aplicar habilidades como oratoria, retórica y negociación, tan útiles para su vida personal y profesional cuando las necesiten.

“Me sirve para mejorar mi relación con los otros”, comentaba una de las jóvenes.

“En casa a la hora de la cena el tema de conversación y debate pasa por ponencias que tuve que presentar y fundamentar”, nos contaba otro de los chicos.

“Me cuesta mucho hablar en público. Esto me ayuda muchísimo”, nos decía una adolescente de 13 años a la que aún se le notaba el hecho de que se había sonrojado al exponer su ponencia.

En la etapa previa los representantes de cada país pudieron investigar libremente y consultar a sus profesores de las áreas sociales.

Durante la jornada hubo asambleas moderadas y otras más distendidas: las no moderadas. En el transcurso del simulacro de debate en sí  los jóvenes oradores se dirigían siempre a la presidencia, aún en los casos en que querían contestar u observar ponencias de representantes de otros países en pugna.

La presidencia solo otorgó el uso de la palabra en el orden en que hubieran sido solicitada y es de notar que pocas veces tuvieron que llamar al orden. Llo que imperó en todo el momento fue el respeto por los oradores, aún de aquellos que fueron traicionados por el nerviosismo del momento. De más está decir que algunos de los temas que surgieron fueron: el conflicto de Malvinas entre Inglaterra y Argentina; el tema de los emigrantes sirios, las denuncias entre Corea del Norte y del Sur, entre otros.

Es la primera vez que asistimos a un evento de estas características y nos dejó la hermosa sensación de que cuando los jóvenes están en posesión de herramientas y desafíos interesantes, responden a la altura de las circunstancias, con alegría, tesón, energía y entusiasmo.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.