FOBA 2015. EL ESPIRITU DE LETI

Todo llega Leticia, todo llega.
Consciente de que tarde o temprano te vas a enterar, pero a sabiendas que con esto de la tecnología cada vez hay más ruido en las comunicaciones, quiero simplemente asegurarme de que la información te llegue ALLÁ DONDE ESTÁS, sin distorsiones, limpia y clara.
Anoche se hizo la presentación de los trabajos de los alumnos de F.O.B.A. en el ETI. ¡TUS CHICOS BRILLARON COMO NUNCA!


Las instalaciones de nuestro teatro desbordaban de público y hasta ni se notó la falta de aire acondicionado en un diciembre que pinta caluroso.
También estuvimos tus compañeros de elenco de “Esperando la carroza”, claro.
FUE UNA FIESTA PARA LOS SENTIDOS, querida Leticia: la música seleccionada por tus chicos, la escenografía puntual, el vestuario impecable, las actuaciones precisas y apasionadas. ¡Podés estar muy orgullosa de ellos! casi tanto como lo están ellos, demostrándolo por todos sus poros a cada paso que dan, pasos en los que -teatralmente- los iniciaste vos.
…y los textos que habías seleccionado de Julio “Gran Cronopio” Cortázar, sus “Instrucciones” fueron interpretadas casi magistralmente …”Casi”…, faltabas vos Leticia.
La gran creación que es el ser humano nos hace ser únicos, y vaya que lo eras, compañera.
En resumen (sé de tus múltiples ocupaciones e inquietudes en este nuevo estado en el que te encontrás) así que no te robo mucho más tiempo… “tus amorosas enseñanzas dieron sus frutos y eso se vio anoche en el escenario de la sala que en pocos días llevará tu nombre” y donde -entre el público- estaban tu viejo y Martín, acompañando, absorbiendo parte del amor que te devolvían tus chicos.
Para finalizar ¿querés que te cuente un secreto, amiga? Cuando escuché la primera vez lo de “el espíritu del ETI” no lo entendí. Hoy lo veo clarísimo: TEATRO INCLUSIVO DE CALIDAD EN UN AMBITO DE RESPETO Y AMOR.
Eso es el espíritu del ETI.
Ahí está vivo el espíritu de LETI, el tuyo, el que nos permitiste compartir.
¡Hasta la próxima!

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.