ETINOS PRODUCCIONES EN TANDIL

DSC_9441 (Copiar)Todo empezó en Tandil hace unos cuantos años.
Leticia comenzó a estudiar teatro en la universidad de Tandil. Así se hizo compañera de viajes de Ernesto.
Este juego de ilusiones que es el teatro hizo que unos cuantos años después Leticia como actriz y Ernesto como director del Espacio de Teatro de Ituzaingó confluyeran con “Esperando la Carroza” del colectivo “Etinos Producciones” en la ciudad de Tandil para el Mayo Teatral.
A los ojos del vecino de a pie parecía un encuentro casual en el Centro Cultural “La Compañía”, pero nosotros sabemos que estos avatares que la razón llama casualidades son en realidad otra cosa mucho más profunda.

Era mayo y era primavera (25 grados a la sombra). Y nunca un contrapunto tan grande, que para los meteorólogos debe tener una explicación científica, nunca hubo un marco más propicio para que se reencontraran alumnos con maestros ante los alborozados ojos del resto del elenco de “Esperando…” que recibieron esa yapa al final de la función.
¿Qué diré de la función si yo soy uno del elenco?
Había una electricidad en el aire, en los cuerpos, en las manos que hacían y hacían. Tal vez usted esté esperando una crítica del espectáculo… lamentablemente no la va a encontrar aquí… pero sí puedo contarle lo que 13 actores vivimos durante el viaje en los autos en caravana, como corresponde a un grupo que debió soportar una niebla brutal pero que, como cuando eran adolescentes, palpitó las 5 horas del viaje compartiendo mates, chistes, anécdotas y ansiedades varias (¿cómo será el público?, ¿podremos armar bien la escenografía?, ¿estaremos todos en condiciones para esta presentación?, “¿cuál de estas preguntas querés que te conteste primero?”)
Es que es la primer gira de Etinos, fuera de las funciones en Capital, Merlo, Ramos Mejía, Isidro Casanova; esta fue la primer gran experiencia de convivencia, porque el teatro es más que el espectáculo en sí, es compartir, es sufrir peripecias juntos, superarlas con todo el humor posible, y dentro de la diversidad poder confluir JUNTOS en una puesta en común, porque tal vez, o seguramente tenemos nuestras diferencias, pero… ¡nos gusta tanto coincidir en el escenario!
Llegamos a Tandil, nos hospedamos algunos en un departamento y la mayoría en la casa que tan generosamente nos prestó la Tía Lily. Allí dispusimos nuestros colchones inflables, desarrugamos las ropas de nuestros personajes, tomamos mate, hicimos alguna pasada de la letra, recorrimos un poco la hermosa ciudad de Tandil y a la tardecita nos encaminamos al Centro Cultural “La Compañía” donde durante todo el día hubo diferentes eventos.
En 50 minutos armamos la escenografía, cuyos elementos trajimos de Ituzaingó en nuestros porta equipajes, y con un poco de alambre, el ingenio de Lucas, la sapiencia de Ernesto y el trabajo de todos dejamos transformado el salón del Centro Cultural en la sala donde la magia del teatro hizo que 60 personas pudieran disfrutar de las alegrías y sinsabores de una familia argentina en base al libro del gran Jacobo Langsner.
“Había mucha energía arriba del escenario”, coincidió casi todo el elenco. Y eso el público lo disfrutó, a pesar de algún error aquí y allá.
Hubo aplausos, abrazos, saludos.
A sacarse el maquillaje, cambiarse un poco y a comer pizza en “Che Papá”. El elenco ituzainguense, la Tía Lily con amigos, Claudia que es mitad de acá y mitad tandilense y una cena espectacular hasta bien entrada la noche.
A la mañana siguiente otra vez en caravana de vuelta a Ituzaingó con una parada en Virrey del Pino en “el campito” de Ester Carloni, una compañera de elenco que quiso que esta primera gira tuviera un cierre más que adecuado, y nos comimos un asado de aquellos en medio de los árboles y este mayo tan especial que San Pedro parece que nos debía.
Mientras escribo estas líneas se descarga sobre Ituzaingó un terrible vendaval… Y sí hacía falta tanta agua para apagar el fuego de la pasión que a partir del sábado 16 de mayo de 2015 unió a Tandil con Ituzaingó gracias al teatro.
Pero no se entristezcan… no es para siempre… solo hasta la próxima función con mucha ¡merde!

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.