ENTREGAN PREMIO SANTA ROSA A PERSONALIDADES Y A MI

No sé si lo pensaste antes, pero cuando alguien recibe un premio es porque hubo una entrega anterior.
Tal vez no tengas todos los elementos necesarios para concluir que en general esta entrega se hace sin esperar casi ninguna devolución aunque el reconocimiento de la comunidad donde uno vive es siempre revitalizante y hasta diría en la mayoría de los casos necesario.
Entrega, esfuerzo, dedicación, tesón son algunos de los valores a ser tenidos en cuenta para que el Museo Goyaud te entregue la estatuilla que representa el cartel de la vieja estación que pasa por el pueblo y se corporiza con el Premio Santa Rosa.
Estuve como periodista en tantas entregas a tantas personalidades, y agradecimientos aparte, el denominador común en cada uno de los premiados era el halago y la fuerza que les daba el sentirse premiados en su propio pueblo.
Hoy me tocó a mi.
Mario Abeijón en su presentación habló de un sueño y realmente fue así: hace 21 años soñé que en algún momento iba a ir caminando por las calles de Ituzaingó y las “noticias” iban a venir hacia mi para poder vehiculizarlas.
Hoy ese sueño en parte lo vi plasmado en sus caras, las de los que vinieron a compartir conmigo la alegría después de tanto compromiso compartido. Con ustedes, “mis entrevistados”, los verdaderos actores de nuestra sociedad.
Por primera vez en mi periódico hablo de mi y de ese compromiso de contener y difundir las voces de todos ustedes en LA VOZ DE ITUZAINGO.
Dicen que “nadie es profeta en su propia tierra”, en Ituzaingó, Rolando Goyaud lo hace posible. ¡GRACIAS, AMIGO!

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.