CAMBIÉ RAVIOLES DEL DOMINGO POR LIBROS

Cambié domingo de ravioles por domingo de libros y escritores.
La cita era de fierro: una docena de escritores ituzainguenses presentaban sus obras en el marco impresionante de la Feria del Libro en donde la Ciudad de Buenos Aires se hace árbol y lagos y avenidas anchas.


¡Claro que sí! Por algo esos bosques fueron diseñados por el mismo Carlos Thays que se enamoró del Parque Leloir y lo concibió hace tantos años.
Mediodía de domingo compartida con nuestros representantes de las letras bajo la batuta de Héctor Vigna que los nuclea periódicamente en INTEGRARTE y que para esta ocasión fueron acompañados por el Secretario de Cultura de la Municipalidad de Ituzaingó Héctor Piccoli secundado por Miranda y Graciela Ledesma siempre firmes apoyando nuestras manifestaciones culturales.
Emilia Martins, María Amelia Díaz, Héctor Vigna, Carmen Orga, Mabel Mari, José Ricart, Susana Pombo, Carlos Marasco, Marcelo Rosende, Mireya Rosas, Norma Ruiz y Mario Faraone se adueñaron del stand nº 1910 del Pabellón Amarillo para no soltarlo hasta 2 horas después, después de solazarse contando sus cuentos, poesías y hasta vendiendo varios de los ejemplares que traían para tales fines.
Tarde de domingo, algunos disfrutando la sobremesa aún y este grupo de vecinos que adolecen de la virtud de querer comunicar en forma escrita y oral aquello que les brota de la cabeza y del alma retornando a su Ituzaingó querido, felices, plenos, ¡llenos! no a lo mejor de los consabidos ravioles sino de una experiencia que por siempre llevarán en sus retinas y en sus corazones.
¡Pucha! me puse medio melancólico y eso que cuando volví a mi casita de Udaondo me devoré los ravioles del mediodía que aunque recalentaditos completaron la sensación de saciedad que entre el mundillo de los periodistas zonales es siempre tan bien recibida.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.