BERNABÉ QUARTINO. 16 AÑOS DE SU FALLECIMIENTO

Cuando hay vecinos que festejan que un ituzainguense haya ganado gracias a su mascota 1 millón de pesos en el Concurso televisivo “El perro del millón” hay otros que verán con agrado que recordemos que un día como hoy hace 16 años fallecía el doctor Bernabé J. Quartino, geólogo de destacada actuación científica, que ocupó el rectorado de la Universidad de Buenos Aires (UBA) entre 1971 y 1973 y que presidió el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) entre 1990 y 1991. Fue vecino de Ituzaingó donde recibió el Premio “Santa Rosa” en 1997.

En agosto de 1971 en oportunidad de ser designado rector de la Universidad de Buenos Aires, el periódico “Ciudadano” de nuestro vecino Arnó Donapetry decía: “se ha elegido el hombre para el cargo, nadie mejor que el Dr. Quartino, universitario de alma, puesto que sabe vivir y vive la universalidad de los problemas argentinos y no solo de la educación superior… aún no ha perdido ese atributo típico de la juventud estudiosa, mezcla de ansias de renovación, apetencias de saber y rebeldías indefinibles … Los argentinos flojos de ambos extremos del espectro político ofrecieron bastante resistencia para su designación, y en esta circunstancia estriba, quizás su menos publicitado mérito”.

Acto de asunción como rector de la Universidad de Buenos Aires. Bernabé Quartino a la derecha

Nacido en Buenos Aires en 1925, cursó estudios secundarios en el Colegio Nacional de Buenos Aires. Entre 1949 y 1958 fue geólogo de la Dirección Nacional de Geología y Minería. Se doctoró en 1952 en Ciencias Exactas y Naturales en la UBA, donde fue durante muchos años profesor titular de la cátedra de Petrografía-Petrología.

Autor de muchos trabajos en su especialidad, participó de congresos y simposios nacionales e internacionales. Invitado por el gobierno estadounidenses, en 1965 efectuó trabajos de investigación en centros especializados de ese país. En 1985, la Academia Nacional de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales le otorgó el premio Eduardo Holmberg. Era miembro de honor de la Asociación Geológica Argentina.

Sus estudios permitieron descubrir los yacimientos de cobre de Alpacarrosa, San Juan. También realizó estudios geológicos para Alicurá, Futaleufú y otras grandes represas.

Hombre de temperamento fuerte, a comienzos de 1991 se alejó de la presidencia del Conicet tras un enfrentamiento con el secretario de Ciencia y Tecnología, Raúl Matera, que le pidió la renuncia. Le dijo a éste que no conocía la ciencia ni el Conicet. Quartino dijo que había aceptado su cargo como un trabajo duro, no para ser vasallo, y no había manejado el Conicet como un feudo personal.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.